Embajada de EU, preocupada por reforma eléctrica; reprueba tecnologías sucias y caras, y propone energía verde

Embajada de Estados Unidos en México

La Embajada de Estados Unidos en México ratificó su preocupación por la iniciativa de reforma eléctrica del Ejecutivo debido a que el uso de tecnologías sucias y caras pondría en desventaja tanto a consumidores como a la economía en general.

Este martes, en vísperas de la llegada a México de John Kerry, enviado especial de Estados Unidos para el Clima, quien se entrevistará este miércoles con el presidente Andrés Manuel López Obrador y con Marcelo Ebrard y Rogelio Ramírez de la O, titulares de las secretarías de Relaciones Exteriores y de Hacienda y Crédito Público, la embajada estadounidense recordó la inquietud por los cambios que podrían producirse si es aprobada la contrarreforma eléctrica.

“El gobierno de los Estados Unidos ha expresado reiteradamente preocupación sobre la propuesta actual del sector energético de México. Promover el uso de tecnologías más sucias, anticuadas y caras sobre alternativas renovables eficientes, pondría en desventaja tanto a consumidores como a la economía en general”, expresó la representación norteamericana en una tarjeta informativa acerca de la visita del embajador Ken Salazar a Baja California Sur.

También destacó que México posee recursos como el viento, el sol, recursos hidrológicos geotermia y minerales para encabezar una “revolución de energía limpia”, lo que, en asociación con Estados Unidos y Canadá, podría crear una oferta de “energía limpia, accesible y confiable que las empresas cada vez requieren más” y que harían de Norteamérica la potencia mundial en la materia.

Puso énfasis en el papel que tiene el sector privado en el proyecto para impulsar la energía verde, con la cual, dijo Salazar, “podemos alcanzar resultados increíbles desplegando las más recientes tecnologías para avanzar la transición energética necesaria para combatir el cambio climático”.

Salazar también mencionó el trabajo conjunto con México para establecer políticas que conduzcan al cumplimiento de los compromisos asumidos por ambos países en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático en 2016.

Para llevar lo anterior a cabo en materia energética, afirmó el embajador, su país escuchará al gobierno mexicano, pero también consultarán con las empresas estadounidenses.

Apenas el pasado 5 de febrero la Embajada de Estados Unidos difundió la postura al respecto de Brian Nicholls, subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, quien expresó que deben cerciorarse de que “México cuente con energías verdes y confiables, y de que nuestras inversiones reciban el mismo trato que las compañías mexicanas, como lo dictan nuestros acuerdos internacionales, incluyendo el T-MEC”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password