Joyeria de plata mexicana para cautivar

Ebrard: no se recompró material a China; López-Gatell: sí, mascarillas, y más caras

amlo.org.mx

México no hizo una recompra a China de material médico que en febrero le vendió, sino que “son productos muy distintos”, dijo Marcelo Ebrard, titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores. Sin embargo, hace unos días Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud, había admitido que sí se recompraron mascarillas, a un precio más elevado, al país asiático.

Al ser cuestionado sobre la adquisición de insumos médicos que ha hecho México a China, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, dijo que no son “recompras” de lo que se vendió a aquel país, y que, de no haber vendido en febrero, México no sería confiable para la exportación, expresó.

Ebrard recordó que México es el octavo exportador del mundo de equipo y productos médicos para mencionar que no se podía dejar de vender a China: “Habríamos entrado en conflicto o habríamos provocado un inmenso impacto, tanto hacia el exterior, porque México deja de ser un país confiable en la cadena de producción. Si tú tomas una decisión de esas en una crisis y dices: ‘Nadie va a exportar porque yo lo necesito en el futuro’, en ese momento México se convierte en un país en donde nadie a invertir porque no eres confiable. ¿Para qué voy a poner una planta para hacer una parte o un insumo si un día me lo vas a suspender?”.

Esas ventas ocurrieron en febrero, cuando, dijo Ebrard, estaba por concluir la negociación del tratado de libre comercio con Estados Unidos y Canadá, por lo que no vender hubiera sido “casi suicida”.

Para su explicación, el funcionario enfatizó en el problema de la simultaneidad de la crisis de Covid-19: “Lo que no nos había ocurrido casi nunca es que casi todos los países del mundo, si no es que todos al mismo tiempo, tengamos el problema de enfrentar la pandemia. Entonces, hay una escasez enorme en todo el mundo”.

Esa circunstancia ha provocado que “si quieres salir ahorita al mercado a conseguir un ventilador, lo vas a pagar cinco veces más, seis o siete veces más que lo que normalmente está, y lo mismo pasa con los cubrebocas. Están agotados los equipos”.

Ebrard mencionó que China se ofreció a ayudar a conseguir lo que México necesita, para lo cual incluso designó a una empresa y ahora se tiene un puente aéreo.

Añadió que si se hubiera prohibido que alguien comprara algún producto en México, “en lo médico lo que harías es que México ahorita no tendría suministros, sería un país que por su actuación no merecería la cooperación internacional. Entonces, el costo habría sido muchísimo más alto”.

El titular de la SRE negó que se tratara de una recompra porque “son productos muy distintos. Lo que estamos adquiriendo el día de hoy es lo que necesitamos para reforzar la capacidad del sistema de salud”.

También dijo que “nadie en el mundo tiene capacidad de previsión, todos los países del mundo están comprando, desgraciadamente, como dije hace un momento, todos al mismo tiempo, o casi”.

Terminó sus comentarios al respecto al mencionar que “en la medida que México ha sido coherente con la cooperación, hoy tiene cooperación. Cosechas lo que siembras”.

El martes pasado llegó a la Ciudad de México un avión con 10.1 toneladas de guantes de exploración y mascarillas KN95, procedentes de Shanghái, necesarias para el personal médico que atiende la pandemia.

Sin embargo, hace apenas unos días fue publicada la entrevista que el periodista Richard Ensor hizo al subsecretario de Salud Hugo López-Gatell. Entre otros asuntos le mencionó que en febrero México le vendió gran proporción de sus mascarillas a China. Añadió que México “ahora está comprando esas mismas mascarillas en el mercado chino a 30 veces el precio. ¿Debería haber frenado esas ventas?”.

López-Gatell no negó la recompra, solo que fue a un precio menor que 30 veces al que lo vendió México. Contestó: “Quizás debimos haberlo hecho en retrospectiva. No lo hicimos. No hubo una consideración de ‘tenemos que hacerlo’ y, efectivamente, China tuvo la necesidad, China tuvo la potencia, es decir, de localizar los suministros. Y no es 30 veces, es menos. Que hubiera implicado tomar decisiones que hubieran sido extremadamente disruptivas en febrero. Por ejemplo, hubiéramos tenido que tener una disposición gubernamental de declarar estado de emergencia en febrero, en previsión a un escenario que iba por venir, y afectando completamente la dinámica social, económica y política. Entonces, en todo momento, pensar en lo contrafactual a partir del cómo vivió siempre tiene sus consecuencias”.

Cuando Ensor comentó que México “debe unirse al final de la fila en esta lucha global de todos contra todos para conseguir insumos”, López-Gatell “definitivamente ha sido todo un reto conseguir los distintos supplies y cada uno tiene su especificidad. Los que son de baja tecnología pero consumo masivo, como los equipos de protección personal, o los que son de alta tecnología pero de un consumo no tan masivo. Hemos sufrido muchas dificultades para encontrarlos, al grado que los hemos tenido que obtener en pequeñas proporciones: ¡esta compañía tiene 50, aquella tiene 120, aquella tiene 10, aquella tiene 2, aquella tiene mil! Bueno, mil en ningún caso, lo más que hemos tenido de una sola fuente han sido 200”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password