Ebrard, orillado a divulgar informe diplomático tras “revelación” de Trump

El canciller Marcelo Ebrard informó que, como parte del acuerdo realizado con Estados Unidos para controlar la migración hacia aquel país, se estableció que, si en 45 días no hay resultados significativos, el tema de México como “tercer país seguro” volverá a ponerse sobre la mesa para iniciar una nueva negociación

En conferencia de prensa convocada luego de que el presidente norteamericano Donald Trump asegurara que existía un punto “no revelado” en el acuerdo con México y que podía poner en marcha cuando quisiera, Ebrard dijo que se trata de renegociar la petición de que México se convierta en un “tercer país seguro” para los migrantes centroamericanos que buscan asilo en Estados Unidos.

Ante la prensa, dio lectura al informe que se hizo llegar al Senado de la República.

“Es bastante inusual que se divulgue a los medios el contenido pormenorizado” de una negociación en curso, “pero lo hacemos por la razón primordial de que nos interesa que haya absoluta transparencia”, dijo, sin mencionar las explosivas declaraciones del presidente norteamericano.

Esta tarde, Trump incluso mostró a la prensa una hoja de papel donde se encuentra el acuerdo “que todos dicen que no tengo”. Las afirmaciones de Trump provocaron una gran cantidad de especulaciones en medios y redes sociales y poco después, Ebrard anunció por medio de su cuenta de Twitter que ofrecería una conferencia a las cinco de la tarde de este martes.

Días antes, Ebrard había asegurado que no existía nada que no hubiera sido informado a la prensa, pero con la conferencia de hoy quedó claro que se había reservado el detalle de que se dejó abierta la puerta para volver a hablar sobre el posible estatus de México como “tercer país seguro”.

Ebrard señaló que, aunque espera buenos resultados del plan migratorio a implementarse, en caso de no ser así, “a partir del día 46”, México estará preparado para iniciar un nuevo periodo de negociaciones para discutir dicha posibilidad, la cual fue planteada desde un principio por el gobierno de Trump y que fue rechazada por la delegación mexicana.

De esta manera, queda en claro que a pesar de que la negociación fue favorable a Estados Unidos, Trump no renuncia a la presión ni al chantaje, al grado de que orilló a un canciller a divulgar el contenido de un informe diplomático, que debe ser confidencial.

A pesar de ello, Marcelo Ebrard aseguró que con el acuerdo, México no perdió “ni un centímetro de dignidad”.

ofv

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password