Denuncian “ley mordaza” en nuevo Código de Ética del Conacyt; promoverán amparos

Foto: Agencia Reforma

El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) hizo cambios en su Código de Ética, entre los cuales se incluye una disposición que instruye a los empleados de la institución, prestadores de servicio e incluso los solicitantes de apoyo que se abstengan de emitir comentarios u opiniones negativos o desfavorables sobre las políticas o programas del organismo, y quienes incumplan, pueden ser denunciados ante el Órgano Interno de Control, instancia encargada de vigilar la actuación de los servidores públicos y la imposición de sanciones administrativas.

Ante lo que consideran una suerte de “ley mordaza” que vulnera su libertad de expresión, investigadores y trabajadores interpondrán un amparo, según lo dio a conocer Patricia Juan, abogada del Sindicato Independiente de Trabajadoras y Trabajadores de Investigación de Cátedras Conacyt (Siintracatedras), entrevistada por el sitio digital Animal Político.

En un reportaje de dicho medio de comunicación, se indica que la nueva normativa fue enviada al correo electrónico institucional de los empleados el pasado 30 de septiembre, fecha en que los investigadores del programa Cátedras Conacyt llevaron a cabo manifestaciones de protesta en todo el país para demandar mejores salarios.

Además del código con dichas adecuaciones, también se distribuyó a los empleados una “carta compromiso” que deberán firmar para asegurar el cumplimiento de las nuevas reglas, aplicables a “todas las personas que desempeñen algún empleo, cargo o comisión en el Conacyt, incluyendo a los trabajadores del Conacyt, de las empresas que prestan al Conacyt el servicio de limpieza, vigilancia, recepción, comedor y cualquier otro, así como los grupos de evaluación de proyectos susceptibles de apoyo”, según se lee en el documento.

Otras de las nuevas disposiciones que contiene el Código de Ética es la prohibición de dar entrevistas o emitir pronunciamientos públicos a nombre del Conacyt, sin previa autorización del área de Comunicación Social del organismo. De igual forma se les pide “ser prudentes” al usar las redes sociales e involucrar el nombre de la institución.  Asimismo, se da la instrucción de que a todo aquel empleado o funcionario que se le pida algún tipo de información, debe remitir al solicitante al área de transparencia para que haga su requerimiento por las vías institucionales.

La presentación del nuevo código lleva la rúbrica de la directora del Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, donde afirma que “en el pasado, la administración pública sucumbió ante grupos de poder y se colmó de personas que pervirtieron el servicio público y antepusieron sus intereses particulares al interés general. La corrupción triunfó sobre la ética pública. El Conacyt no fue la excepción”.

Animal Político solicitó una postura al Conacyt respecto a las modificaciones al Código de Ética y las denuncias de los trabajadores, pero hasta el cierre del reportaje no obtuvo respuesta.

*arg

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password