Denuncian explotación del Río Chalma para beneficiar a propiedades de Ricardo Salinas Pliego: MCCI

Foto: MCCI

Ejidatarios de al menos seis comunidades situadas en la zona limítrofe de los municipios de Ocuilán y Malinalco, Estado de México, mantienen un litigio desde 2012 por la explotación que ellos acusan irregular del Río Chalma, cuyo caudal aprovechaban para su consumo y el riego de sus cultivos.

Sin previo aviso se les bloqueo el acceso al líquido porque el cuerpo de agua es sujeto de una concesión otorgada por el gobierno federal y cuyo principal beneficiario es el empresario Ricardo Salinas Pliego, propietario de Televisión Azteca.

De acuerdo con una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), el dueño de Grupo Salinas adquirió a partir de 2008 tres haciendas rodeadas de grandes áreas verdes por donde pasa el caudal de uno de los canales del Rio Chalma. Dos años después, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) otorgó una concesión a la asociación civil Centro de Capacitación de Alto Rendimiento Azteca, vinculada directamente con el empresario, para el aprovechamiento de 20 mil 290 metros cuadrados de terrenos federales donde el canal está incluido. El uso que se autorizó fue el de “servicios”.

“Amparados en esta concesión, el equipo de vigilancia del Centro de Capacitación de Alto Rendimiento Azteca bloqueó el único paso que los ejidatarios tienen para acceder al Canal número 2, darle mantenimiento y conservarlo limpio con el único objetivo de que no se tape el paso y deje de fluir el agua hacia sus ejidos”, destaca la investigación.

A partir de entonces, los ejidatarios comenzaron a padecer escasez de agua al grado de poner en riesgo sus cultivos, que es su modo de sobrevivencia. Cuando acudieron al río para tratar de averiguar si había algún bloqueo hacia los canales de riego, se encontraron con que la zona aledaña estaba rodeada de una cerca con alambre de púas que les impidió el paso. Los vigilantes les informaron que el área cercada era propiedad de Ricardo Salinas Pliego y sólo él tenía el derecho de utilizar el agua de ese lugar.

Por esa razón, resolvieron organizarse para  hacer valer en tribunales su derecho de tener acceso al agua, litigio que a la fecha se mantiene, a pesar de contar con una resolución judicial a su favor para poder acceder al agua del Río Chalma para el riego de sus cultivos.  En la batalla legal que han sostenido, denuncian que han enfrentado diversas situaciones adversas como el encarcelamiento injusto de algunos comuneros y campañas difamatorias en su contra.

Según el expediente de la investigación de MCCI, el Centro de Capacitación de Alto Rendimiento Azteca A.C. se constituyó el 17 de febrero de 2005 en la notaría número 90 de la Ciudad de México, su titular es Joel Chirino Castillo, uno de los notarios al que recurre en forma constante Grupo Salinas. Los socios fundadores de la asociación fueron: Televisión Azteca, Grupo Elektra y Teleactivos.

Aun antes de obtener la concesión para el uso del agua del Río Chalma, personal esta asociación hacía mediciones frecuentes del caudal que fluía al margen de lo que fuera la Hacienda Tepopula, una de las propiedades adquiridas por Salinas Pliego y que aparece como domicilio sede de la organización beneficiaria del permiso.

El objetivo de dichas mediciones era hacer estudios de factibilidad para una futura utilización del cauce del río para generación hidroeléctrica en pequeña escala, buscando el autoabasto eléctrico de sus instalaciones y equipos. Esto consta en una carta firmada por Juan Luis Del Valle Luarca, gerente de área del Centro de Capacitación de Alto Rendimiento Azteca. Dicho documento forma parte de la carpeta enviada el 7 de mayo de 2010 al director local de Conagua en el Estado de México, Santiago González Martínez, como parte de los trámites de la concesión. No obstante, hasta la fecha aún no hay indicios que apunten hacia la construcción de una planta hidroeléctrica en la propiedad.

El 12 de julio de 2017, la asociación hizo cambios en sus estatutos e incluso en su nombre y a partir de esa fecha se denomina Red Inmobiliaria Los Verdes Campos S.A. de C.V., según se desprende del acta de protocolización de la notaría número 89 de la Ciudad de México. El objeto social establece que será una empresa dedicada a la construcción, consultoría, venta de maquinaria y administración de bienes raíces. Sus socios son: Corporación RBS SA de CV y Diego Gerardo Foyo Mejía, director de Azteca Holdings SA de CV.

En 2012 los ejidatarios afectados interpusieron un juicio de amparo en el Juzgado Quinto de Distrito en materias de amparo y de juicios civiles federales en el Estado de México. Denunciaron a la Conagua por desposesión de los derechos de acceso otorgados al ejido Chalmita, sin embargo, a lo largo del proceso legal el organismo ha desconocido estos derechos y aduce que no existe documentación alguna que los avale.

Consulta por MCCI sobre este caso, Elena Burns, coordinadora de Planeación del Centro para la Sustentabilidad CENTRLI de la Universidad Autónoma Metropolitana, explicó que desde la entrada en vigor de la actual Ley de Aguas Nacionales, en 1992, la Conagua ha otorgado concesiones para zonas federales, ignorando los derechos concedidos anteriormente a los ejidatarios por medio de decretos presidenciales. Considera que en sus actuales términos, el sistema de concesiones para aprovechamiento del agua abre la puerta a “la discrecionalidad, la discriminación y el despojo”.

Los ejidatarios ganaron en 2012 un juicio de amparo en contra de la concesión que entregó Conagua al Centro de Capacitación de Alto Rendimiento Azteca. Sin embargo, la sentencia del juzgado de distrito fue revocada por un tribunal colegiado. Desde entonces, el litigio se mantenido.

El 7 de junio de 2019, la magistrada del Tribunal Unitario Agrario distrito 9, Araceli Cubillas Melgarejo, ordenó a la parte demandada no obstruir los accesos a los ejidatarios y demoler las obras que impiden el libre tránsito, pues en el expediente del juicio agrario se detalla que hay cuatro puentes construidos sobre el canal que comunican diferentes parajes de la propiedad del centro, que si bien no impiden el paso del agua, sí obstaculizan el paso peatonal por el borde del mismo canal.

Los investigadores de MCCI solicitaron entrevistas tanto en Grupo Salinas como en la Comisión Nacional del Agua (Conaua) para que dieran su posición respecto a este asunto, pero no se obtuvo respuesta.

Consultar investigación completa aquí.

arg

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password