Defiende AMLO consulta sobre el Tren Maya; no es un asunto leguleyo y confío en el pueblo, asegura

Foto: Cuartoscuro

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, afirmó que con la consulta que se llevará a cabo sobre la construcción del Tren Maya, especialmente en las comunidades indígenas, su gobierno no solamente está cumpliendo con la ley sino con un compromiso que hizo desde la campaña para “mandar obedeciendo”. Subrayó que se trata de algo inédito.

“Esto es muy importante, porque se está cumpliendo no sólo con lo que establece la ley, sino con un compromiso que tenemos de mandar obedeciendo, de gobernar con el pueblo. La democracia es eso, lo hemos dicho, es eso, gobierno con el pueblo, para el pueblo, y muchas veces hemos repetido lo que decía Juárez: ‘Nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho’ Estamos, como aquí se dijo, en el terreno de lo inédito, iniciando un proceso democrático”, señaló.

Anunció que será un ejercicio vinculante, esto es, que se acatará el resultado que arroje y si la gente dice que no se realice el proyecto, no se hará. Sin embargo, expuso que en caso de que le den su apoyo, ya se cuenta con los anteproyectos, estudios técnicos y recursos necesarios para arrancar los trabajos. Adelantó que subirá a una página de internet toda la información relacionada con esta obra, para se conozca a detalle. Según dijo, tiene mucha confianza en la sabiduría del pueblo, aunque a sus adversarios no les guste que lo diga.

“Se va a respetar la voluntad de los ciudadanos. Si la gente dice: ‘Sí’, vamos. Ya tenemos los estudios técnicos y lanzamos la convocatoria para la construcción, tenemos también los recursos disponibles para el inicio y además previsto en el presupuesto que no falten los recursos necesarios. Si la gente dice: ‘No’, ahí quedó, hasta ahí llegamos, el pueblo manda. ¿Por qué lo hacemos así? Por la democracia, pero además porque le tenemos mucha confianza al pueblo. No les gusta a mis adversarios que yo diga -pero yo creo que por eso lo repito y lo repito, como no les gusta- que el pueblo es sabio, el pueblo tiene un instinto certero y ahora la gente está muy consciente”, manifestó.

López Obrador defendió la realización de esta consulta y agregó que aun cuando no hubiese una ley que le diera sustento, la ciudadanía puede tener confianza en la transparencia de sus resultados; adujo que tiene autoridad moral y nunca ha sido tramposo. Desde su perspectiva, no se trata de un asunto leguleyo sino de principios. Además, añadió, será la misma gente quien cuidará que este ejercicio se lleve a cabo como debe ser.

“Nosotros no somos tramposos, no somos como los que estaban antes, esos que se robaban elecciones y que compraban votos, y que falsificaban actas y que imponían presidentes de la República, y gobernadores y presidentes municipales ¿o eso ya se olvidó?, porque eso sí calienta. Nosotros somos demócratas, nunca hemos hecho un fraude, jamás, tenemos autoridad moral, por eso no han podido con nosotros. Imagínense, si alguien en la oposición justifica un fraude electoral, si alguien sube a la tribuna a decir que hay que quemar las boletas, si alguien dice: ‘Haiga sido como haiga sido’, ¿con qué autoridad moral ahora se habla de democracia? Pues nos pasaría igual a nosotros. Entonces, eso por un lado, no somos ‘mapaches’ electorales, Segundo, ¿quién va a cuidar? Todo el pueblo, ustedes. A observar, a darle seguimiento al proceso todos. Eso es mejor que esos aparatos que se hacen de la vista gorda siempre, o que se hacían de la vista gorda. Entonces, libre, no tenemos nada que ocultar y va a ser la gente la que va a decidir. Porque esto no es un asunto leguleyo, es un asunto de principios”, alegó.

Respecto al financiamiento público que sea aplicaría al Tren Maya, expuso que éste provendría mayoritariamente de los recursos que se han ahorrado por el combate a la corrupción y la política de austeridad del gobierno. A manera de ejemplo y sin mencionar nombres, acusó que había un fondo de turismo que se usaba para pagar a periodistas y contratar despachos en el extranjero y ahora se destinará a este proyecto.

“Había un fondo de turismo que se integraba con el impuesto que le cobran a los turistas que llegan a México. Este fondo, supuestamente para el fomento turístico, era fuente de corrupción, de ese fondo hasta se les pagaba a los periodistas, no a ustedes desde luego, estoy hablando de los machuchones. Se contrataba publicidad a medios con ese fondo, bueno, se contrataban despachos del extranjero con ese fondo y hay incluso denuncias presentadas en la fiscalía. Nosotros decidimos que ese recurso se destine al Tren Maya. Calculamos que en promedio en los cinco años van a ser como 50, 60 mil millones de pesos de 120 que necesitamos. Entonces, ya tenemos la mitad asegurada”, enfatizó.

Por su parte, Rogelio Jiménez Pons, director del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), afirmó que a lo largo del año se han sostenido reuniones con las comunidades  y organizaciones sociales del sureste para conocer sus opiniones respecto al Tren Maya, las cuales se han tomado en cuenta. Destacó que se trata de una obra que beneficiará a una población de 12 millones de personas en aquella región.

A su vez, Diana Álvarez Maury, subsecretaria de Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación, detalló que la consulta que se efectuará el 15 de diciembre, será organizada por el Fonatur, la Secretaría de Gobernación y el Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI) y para tal efecto se colocarán mesas de votación en los estados de Chiapas, Tabasco, Campeche, Yucatán y Quintana Roo.

arg

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password