Criminal, no aplicar pruebas para detectar a portadores de Covid-19: Adriana Díaz

Reuters

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) confirmó que México es el país que realiza menos pruebas para la detección del Covid-19 con apenas 65 por cada millón de habitantes, contra las 305 que se efectúan en los países de América Latina y las 769 que se llevan a cabo en otras 89 naciones afectadas por el virus, señaló Adriana Díaz Contreras, integrante de la Dirección Nacional Extraordinaria (DNE) del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Tras recordar que desde abril pasado la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) ya había advertido esta situación, cuestionó que el Gobierno Federal haya desestimado la importancia de la aplicación de pruebas para detectar potenciales casos de Covid-19 y esa es una de las principales razones por las que la pandemia sigue en ascenso.

Díaz Contreras subrayó que mientras no se efectúen estas pruebas, la lucha contra la pandemia se hace a ciegas y sobre bases endebles, toda vez que no se puede saber cuántas personas están infectadas y dónde se ubican, a fin de tomar las medidas necesarias para aislar a los posibles portadores y evitar una mayor propagación del virus.

Indicó que de acuerdo con la actualización del martes 14 de julio, se registraron 836 defunciones más respecto al lunes 13, y 7 mil 51 nuevos contagiados. Con ello, los decesos suman 36 mil 327 defunciones, y los contagios 311 mil 486.

Pese al evidente crecimiento de la pandemia, el presidente de la República insiste en negar la realidad asegurando va a la baja. Y para respaldar esta aseveración, el subsecretario Hugo López-Gatell, hace malabares estadísticos para falsear los datos, criticó Díaz Contreras.

Añadió que con su información contradictoria y su negativa a aplicar un mayor número de pruebas, el gobierno federal se resiste a cambiar su fallida estrategia y a instrumentar mejores acciones para evitar mayores contagios y salvar vidas. En cambio, ha optado por la temeraria apuesta de que la pandemia se controle por su propio comportamiento natural, lo cual sólo aumentará la extensión del mal y por ende, un mayor número de fallecimientos.

Recordó que estudios recientes estiman que en México hay más de dos millones de enfermos asintomáticos de covid 19, que al no aplicarles una prueba, no son aislados y continúan con sus actividades normales contagiando el virus a otras personas.

Díaz Contreras señaló para enfrentar la pandemia y salvar vidas no basta la disponibilidad del 55% de camas hospitalarias, como presume el gobierno, sino que lo más importante es detectar a tiempo a los contagiados asintomáticos.

Por ello, México requiere con urgencia una estrategia activa, con la organización de brigadas médicas que apliquen pruebas para detectar a los portadores del virus y tomar las medidas de aislamiento para su debida atención, y de esta forma, al romper la cadena de contagios pueden evitarse más muertes.

Por último, exigió al gobierno federal a dejar a un lado su criminal pasividad de negarse a aplicar más pruebas y esperar a que los enfermos lleguen a los hospitales, la mayoría de ellos solo a morir a consecuencia de las complicaciones por Covid-19.

Asimismo, precisó que e69% de los que fallecen no llegan a los hospitales.

“La pandemia no se controlará con las conferencias de todos los días. La pandemia disminuirá cuando compren las pruebas, apliquen al menos 22 por cada mil habitantes, para localizar a los contagiados asintomáticos, aislarlos y curarlos, como se ha hecho en otros países que han tenido éxito en controlar la pandemia. Y cumplan con la recomendación de la OMS que pide encarecidamente hacer pruebas”, concluyó.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password