Debe haber coordinación entre gobierno federal y estatal para contener al crimen organizado: Ángel Ávila

Foto: Especial

La detención del presunto líder del Cártel de Santa Rosa de Lima, “El Marro”, en el estado de Guanajuato, demuestra que ningún criminal es más fuerte cuando se logra la coordinación del Gobierno Federal y el estatal, por lo que confiamos que esta acción ayude a la pacificación de la entidad, señaló el dirigente nacional del PRD, Ángel Ávila Romero.

En ese sentido, expresó su reconocimiento al gobernador Diego Sinhue Rodríguez y a las Fuerzas Armadas por su trabajo conjunto. “Ojalá que la detención de “El Marro” ayude a pacificar Guanajuato y se entienda que solo con coordinación puede haber resultados”, subrayó.

El dirigente expresó que es evidente la falta de estrategia del Gobierno Federal en materia de seguridad y combate al crimen organizado, cuya operación ha rebasado a las autoridades de seguridad pública y procuración de justicia.

Recordó lo que sucedió con Ovidio Guzmán, donde se demostró que el crimen organizado y los cárteles tienen mayor fuerza que el propio gobierno, dejando al descubierto la incapacidad de las fuerzas policiales, la falta de táctica y estrategia, así como el nulo liderazgo del Secretario de Seguridad Pública, Alfonso Durazo.

Por otro parte, Ávila Romero mencionó que contrario a que se haga justicia en diversos actos de corrupción e impunidad, Emilio Lozoya Austin, “un delincuente de cuello blanco está tranquilo en su mansión gozando de privilegios y del pacto de impunidad que el gobierno de López Obrador le otorgó”.

Refirió que su detención se realizó para distraer a la opinión pública de los prácticamente nulos resultados en el combate a la corrupción, en materia de salud, de seguridad, crecimiento económico, generación de empleo e índices de pobreza.

“Ya lo dijo el presidente de la República que Lozoya va a revelar nombres, pero son los nombres de sus adversarios políticos, porque hoy el descontento de la población es exponencial; incluso entre los que votaron por la mal llamada Cuarta Transformación. El hartazgo es evidente, se sienten decepcionados y traicionados por el gobierno”, apuntó.

Es por ello, dijo, que el mandatario federal optó por la “estigmatización y el escarnio público, en lugar de esperar un juicio que respete el debido proceso de todos los implicados y que realmente dé justicia”.

Finalmente, insistió que el caso de Emilio Lozoya es un montaje y un circo mediático gestado desde Palacio Nacional para el beneficio del presidente y de su propio partido.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password