Conservadurismo está en contra del INSABI porque le apostaba a privatizar la salud: AMLO

Foto: Cuartoscuro

Tras anunciar la apertura de la Universidad de la Salud en la Ciudad de México, el presidente de México Andrés Manuel López Obrador, señaló que esta institución se encargará de formar el personal médico y de enfermería que se requiere para garantizar el derecho de la salud de la población; acusó una vez más a los gobiernos neoliberales de rechazar de las universidades a los jóvenes que deseaban estudiar medicina.

“Y ojalá y se abran más, porque tenemos un problema estructural, de fondo, nos faltan médicos en el país, ese es uno de los saldos negativos del modelo neoliberal, el apostar a la privatización de la educación, el imponer los exámenes de admisión como pretexto, usarlos como excusa para rechazar a los jóvenes con la mentira de que no pasaban el examen de admisión porque no tenían presupuesto las universidades públicas”, cuestionó.

Recalcó que la obligación de su administración es proporcionar servicios de salud gratuitos y de calidad a la población, especialmente a aquellas de escasos recursos que no tienen acceso a ningún sistema de seguridad social. Con ese objetivo, dijo, se creó el Instituto de Salud para el Bienestar. Asimismo, precisó que quien esté en posibilidad de hacerlo, está en su derecho de hacer uso de un servicio privado.

“Si hay personas que tienen posibilidad de tener un seguro, de ser derechohabientes del ISSSTE, del IMSS, que pueden pagar un seguro privado, que pueden ir a consultas privadas o atenderse en hospitales privados, están en su derecho de hacerlo, pero el Estado está obligado a garantizarle los servicios de salud a quien no tiene recursos económicos, a quien no tiene para pagar consulta, a quien no tiene para pagar las medicinas. Ese es el Instituto de la Salud para el Bienestar”, explicó.

López Obrador acusó que el conservadurismo no entiende lo que significa el INSABI y lo critican porque le apostaban a la privatización de los servicios médicos. Reiteró que para su gobierno el acceso a la salud es un derecho plasmado en la Constitución y no un privilegio. Por ello, aseguró que de ser necesario, se abrirán más universidades destinadas a formar médicos y enfermeras.

“Entonces, vamos a abrir todas las universidades que sean necesarias y vamos a garantizar el derecho a la salud. Que esto también no se entiende porque el conservadurismo apostaba a privatizar la salud. Todos los mexicanos tenemos el derecho a la atención médica y a los medicamentos gratuitos, es el derecho a la salud”, anotó.

Respecto a la inconformidad de algunos gobernadores con el INSABI, el presidente consideró que se ha hecho “ruido” al respecto; tras indicar que no se obligará a nadie a respaldar este proyecto, confió en que la mayoría de los gobiernos locales terminen por respaldarlo. Recalcó que la falta de medicamentos se debe a la corrupción, que según él, ya está resolviendo y una vez que se erradique todos tendrán acceso a medicamentos gratuitos. Aseveró que aunque sus críticos lo duden, el presupuesto alcanzará para cumplir con ese objetivo.

“Se ha hecho también algún ruido, porque algún gobernador declaró que no va a aceptar. Es voluntario, no es obligatorio. Yo tengo la información de que no son seis, que ya la mayoría ha aceptado que la atención médica en sus estados para la población sin seguridad social se garantice, se otorgue de manera gratuita. Y yo estoy seguro que al final, -si no todos, porque no podemos obligar a nadie- la gran mayoría va a trabajar en este plan conjunto para mejorar la salud y que la atención médica y los medicamentos sean gratuitos, todos los medicamentos. Surge ahí también el cuestionamiento: ‘¿Y de dónde va a salir el dinero?’ Pues tenemos presupuesto y nos va a alcanzar. ¿Por qué no alcanzaba el presupuesto? Porque se robaban el dinero de las medicinas. ¿Más claro? Políticos que vendían medicinas y que hacían su agosto. Eso ya no se permite. Por eso también los cuestionamientos, porque es una transa menos, un negocio menos, se les va”, fustigó.

Por su parte, la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, aseguró que en su gobierno están “muy contentos” con el INSABI y arremetió contra los gobernadores que no lo apoyan por considerar que siguen en la lógica de ofrecer los servicios de salud como una mercancía que se vende, aunque con eso le nieguen los servicios a los ciudadanos

“En lo que corresponde a la Ciudad de México nosotros estamos muy contentos con el Instituto de Salud para el Bienestar por varias razones: La primera, son dos concepciones distintas, una es concebir a la salud como una mercancía y por eso establecer seguros, como el Seguro Popular. La segunda es establecer a la salud como un derecho. Esa es la filosofía, esa es la base con la que estamos trabajando con el Gobierno de México. En el caso de los gobernadores que no aceptan el Insabi, pues habría que preguntarles. Realmente están negándole a la población de estos estados la posibilidad de tener acceso a la salud de una manera completamente distinta a como se fue estableciendo en los últimos años, en donde se le negó el derecho a la salud a muchos millones de habitantes del país”, criticó.

arg

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password