Pedirán diputadas federales la destitución de Mireles por sus comentarios “misóginos y soeces”

Foto: Cuartoscuro

Diputadas federales de la Comisión de Igualdad de Género solicitarán la remoción del José Manuel Mireles como subdelegado del ISSSTE en Michoacán por sus sus reiterados comentarios denigrantes, misóginos, homofóbicos, discriminatorios y soeces, debido a que en este caso “no aplican las disculpas”. La solicitud se hará con fundamento en la Constitución y diversos tratados internacionales suscritos por el Estado mexicano.

En acuerdo tomado este miércoles, las diputadas decidieron enviar una carta al director del ISSSTE, Luis Antonio Ramírez Pineda, para pedirle que retire de su cargo al médico que en dos ocasiones, de manera pública, y en menos de una semana, se refirió a las mujeres como “pirujas” y “nalguitas” e incluso señaló que “yo les digo peor”.

La presidenta de la Comisión, la morenista María Briceño Zuloaga, dijo que con dicha carta se hará un “enérgico llamado” al titular del ISSSTE y al propio Mireles. En este caso “nos parece que no aplican las disculpas”, debido a que la repetición de las palabras ofensivas muestran un trato discriminatorio y violento a los derechohabientes, en particular a las mujeres. Sus disculpas fueron “tibias” y además, su comportamiento ha sido recurrente, señaló.

“Le recordamos al doctor Mireles que mujeres y hombres hemos sido víctimas de los más atroces crímenes, pero que son a nosotras a las que nos desaparecen, torturan, violan y asesinan por el hecho de ser mujeres y que sus dichos perpetúan el estado actual de las cosas en perjuicio de todas las mexicanas. Él, que ha visto la crudeza del problema en carne propia, debe entender la dimensión y gravedad de sus palabras”, dijo.

Agregó que “no podemos avanzar en la lucha de los derechos de las mujeres en igualdad, si la violencia institucional, tipificada en la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, es parte activa de las prácticas cotidianas en los órganos de los distintos órdenes de gobierno”.

La diputada priista Ximena Puente De La Mora apoyó la iniciativa y dijo que las disculpas públicas no son suficientes. “En este país ninguna mujer debe ser violentada por las autoridades encargadas de proporcionar salud”.

Beatriz Rojas Martínez, también del PRI dijo que es claro que la violencia “está tan normalizada” que los funcionario ni siquiera se dan cuenta cuando la ejercen.

A su vez, la diputada Sandra Paola González Castañeda, de Morena, dijo que nada justifica la conducta misógina de Mireles, dado que es un funcionario público que está obligado a someterse al mandato constitucional de respeto a los derechos humanos.

La petición de remover al funcionario se fundamenta en los artículos 1 y 4 de la Constitución federal, en la Ley General de Acceso a las Mujeres a una Vida Libre de Violencia y en tratados internacionales contra la violencia de género que ha suscrito el Estado mexicano.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password