Confirma TEPJF en definitiva: Salgado Macedonio pierde la candidatura; también se va Morón

Por 6 votos a favor y uno en contra, la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación dictaminó confirmar la pérdida del registro  para Félix Salgado Macedonio como candidato al gobierno de Guerrero. Asimismo, se refrendó la misma sanción para el aspirante al gobierno de Michoacán, Raúl Morón.

Al votar el proyecto presentado por el magistrado Indalfer Infante, los magistrados Mónica Soto, Felipe de la Mata, Felipe Fuentes, Janine Otálora y Reyes Rodríguez Mondragón estuvieron a favor, con lo que se refrenda la última decisión del INE de cancelar el registro a Félix Salgado Macedonio y otros precandidatos en Guerrero, con excepción de Luis Walton.

Asimismo, al votar el proyecto de Mónica Soto, que proponía conservar la candidatura de Raúl Morón en Michoacán, la votación fue contraria: 5 votos en contra y 2 a favor.

En ambos casos, quien se opuso a las pérdidas de registro fue el magistrado presidente José Luis Vargas, quien se sostuvo en su postura de la sesión anterior, en el sentido de la sanción es desproporcionada, que el INE violó el derecho de audiencia de los sancionados y que éstos no tuvieron ocasión de presentar sus informes de campaña.

No obstante, durante la semana previa se había filtrado a la prensa el contenido del proyecto y a lo largo del día trascendió el sentido de los votos de los 7 magistrados, sentido que se confirmó durante la sesión de esta tarde.

Tal como se esperaba, José Luis Vargas se quedó solo defendiendo la búsqueda de una sanción diferente para Salgado Macedonio. Dijo que se trató de un actuar culposo, más no doloso, y acusó que el INE, en su último análisis, de manera inadecuada e indebida refinó su enfoque y reclasificó la conducta a sancionar, incluyendo intencionalidad dolosa.

Vargas afirmó que el análisis del INE fue “deficiente, y no cumplió con la instrucción del TEPJF de individualizar debidamente las sanciones. Insistió, tal como lo dijo en la sesión pasada, en que Salgado Macedonio no tuvo acceso al sistema informático de fiscalización, que expuso que no tuvo calidad de precandidato y por tanto, que él creía que no estaba obligado a presentar informes de precampañas. Que la conducta de Salgado no podía interpretarse como que no se negó a cumplir, sino que sinceramente creía que no estaba obligado.

Según Vargas, los afectados dieron las explicaciones suficientes y necesarias para evitar que se les sancionara. “No existen elementos suficientes para señalar la existencia del dolo”, dijo.  “Considero que la omisión culposa de ninguna forma puede ser sancionada con la medida máxima”.

Y es que durante la última sesión del INE, en que se refrendó la sanción a Salgado Macedonio, un argumento central fue el evidente dolo mostrado en su conducta, puesto que negó reiteradamente haber sido precandidato, a pesar de las pruebas en contrario y negó, a pesar de las notificaciones, tener la obligación de presentar gastos de precampaña.

“Desde un principio dije que la autoridad violó el derecho de audiencia, posición que fue compartida por la magistrada Mónica Soto y el magistrado Indalfer Infante y ahora advierto nuevamente que la autoridad volvió a incurrir en deficiencias graves que resultan suficientes para revocar las negativas de registro en ambos casos”, afirmó.

Y recordó que la ocasión pasada se votó por instruir al INE que analizara la sanción en función del derecho a ser votado de los candidatos y ello no fue cumplido, sino que al contrario, se trabajó por demostrar, contrario al derecho de los sancionados, que hubo dolo en la conducta. Reiteró que la conducta fue culposa pero no dolosa, y por eso la sanción “es desproporcionada”.

El autor del proyecto sobre Salgado, Indalfer Infante, dijo que la reclasificación de la conducta que hizo el INE fue válida, criticó, pero esto no fue lo que se votó la ocasión pasada. Nunca se dijo “que la autoridad se encontraba en libertad de modificar la intencionalidad de la conducta, para mí era evidente que la autoridad no podía agravar la situación de los justiciables”, y eso fue lo que ocurrió.

En sus respectivas intervenciones el resto de los magistrados reiteraron los argumentos que defendieron la ocasión pasada. Todos, menos Infante, quien la ocasión anterior fue arduo defensor de la postura de José Luis Vargas y en esta, se alió al bloque que votó a favor de cancelar la candidatura del ex senador.

Mónica Soto dijo que votaría a favor debido a la importancia que tiene la labor de fiscalización para la fortaleza de la democracia. Luego de argumentar a favor de tal sanción, presentó un proyecto por separado para que no se le retirase la candidatura al ex candidato en Michoacán, Raúl Morón.

Este proyecto solo fue votado a favor por ella misma y por José Luis Vargas. Ello implicó la perdida de la candidatura también para Raúl Morón por las mismas razones que Salgado: no presentar informes de precampaña.

Al finalizar la votación, que quedó 6 a 1 en el caso de Félix Salgado y 5 a 2 en el de Raúl Morón, Vargas anunció oficialmente que el retiro de las candidaturas era un asunto definido y, en el caso de Guerrero, “se propone que el plazo que dio el INE para sustituir candidatos inicie nuevamente”.

Se recordará que Félix Salgado Macedonio compareció este lunes en sesión privada ante los magistrados y al término de su audiencia afirmó que respetaría lo que decidiera la Sala Superior. Esto, luego de que en semanas pasadas amenazara con desaparecer al INE y paralizar las elecciones en Guerrero si no le devolvían la candidatura. Lanzó amenazas e insultos contra el consejero presidente del INE, Lorenzo Córdova y fue tal el revuelo, que el propio presidente Andrés Manuel López Obrador le dirigió un llamado de atención para no llevar las cosas por la vía violenta.

A partir de ese llamado presidencial, Salgado cambió su actitud y anunció que respetaría lo que el TEPJF determinara.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password