Confinamiento incrementó 25% casos registrados de violencia intrafamiliar

En el estudio titulado Violencia intrafamiliar en el contexto del Covid-19, generado por Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados se informó que el confinamiento por COVID-19 evidenció y potenció las violencias al interior de las familias, debido a la mezcla de encierro, viviendas precarias, pobreza, adicciones y cultura patriarcal.

El estudio recoge cifras oficiales que indican que de enero a octubre de 2020 los casos registrados de violencia familiar crecieron 25%. Sin embargo, aclara que el confinamiento, si bien fue un factor relevante, no fue el único que influyó en la generación de violencias y que dicho fenómeno tiene muchos años.

“La llegada de la pandemia COVID-19 representó un factor adicional al conjunto de elementos ya existente, ocasionando un incremento considerable en los casos registrados de violencia al interior de los hogares”, dice el documento, divulgado en marzo pasado en el sitio web de la Cámara de Diputados.

Hay que recordar que en al menos una ocasión el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que en México no existen esa clase de dinámicas, ya que la familia mexicana “es fraterna”.

“La violencia que sucede al interior de los hogares afecta a toda persona en condiciones de vulnerabilidad. Se trata de hechos que pueden ser generados por padres, madres, hermanas, hermanos familiares y/o cuidadores hacia personas vulnerables, principalmente niñas, niños, mujeres y adultos mayores”, señala.

El informe, que se basa en cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, y otras dependencias, recoge que durante el lapso arriba señalado, (enero a septiembre del año pasado) los casos registrados pasaron de 15 mil 851 a 20 mil 589.

También señala que “en noviembre de 2020, cada hora una mujer se comunicó a la Red Nacional de Refugios para pedir apoyo ante una situación de violencia: 33.73% sufrió violencia física, 28.87% psicológica y 19% aseguró haber sufrido todos los tipos de violencias, observándose un aumento en las violencias sexual y patrimonial a partir de septiembre de 2020”.

“La RNR menciona que las víctimas, una vez en los espacios de prevención, atención y protección, presentaron las siguientes condiciones:

29% de niñas y niños han sufrido violencia física en sus hogares, el 29.45% psicológica y 22% económica.

– 3 de cada 200 infantes han vivido agresiones sexuales en sus casas.

 – Más de 800 niñas y niños han sido víctimas de violencia sexual por algún integrante masculino de su núcleo familiar.

– Durante los primeros nueve meses, los espacios de atención y protección de la RNR han incrementado sus ingresos de víctimas un 53 por ciento”.

Enfatiza que dentro de los hogares las personas más vulnerables son los niños y las mujeres y que si bien estando en casa los niños están más protegidos de los contagios por COVID-19, en muchos casos se exponen a mayores índices de violencia. Lo mismo para las mujeres.

Naturalmente, se considera a la niñez como el sector más vulnerable. El informe manifiesta que durante el confinamiento muchos niños tuvieron que enfrentar situaciones que pusieron en riesgo su integridad física y psicoemocional.

“Los datos oficiales han expuesto que otros grupos vulnerables han enfrentado violencia, lo que ha encendido las alarmas de las instituciones de salud y organizaciones civiles. De esta forma, el Covid-19 llegaría para modificar la vida de todas las personas en el planeta. A partir de esto, es importante reflexionar no sólo en las nuevas dinámicas que se han impuesto en la vida laboral, escolar y en los hogares”.

Asimismo, precisa que la práctica de denunciar la violencia se ha ido incrementando en los últimos 6 años, puesto que de alrededor de 127 mil denuncias que se hicieron en 2015, en 2020 se hicieron más de 220 mil.

“Si bien existe un aumento significativo en los registros correspondientes a los casos de violencia familiar, es muy importante señalar que, de acuerdo con los registros del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de enero a octubre de 2020 se pasó de 15,851 a 20,589 registros, lo que representó un incremento de 25%; posteriormente, a diciembre de 2020, la cifra se reduciría a 17,385. En este sentido, si bien existe una tendencia creciente de registros de posibles casos de violencia familiar, al comparar los casos anuales se puede observar claramente que la tendencia al alza se ha registrado desde 2015”.

Agrega que “a pesar de que al finalizar 2020 se registró una tendencia a la baja, esto puede deberse a diferentes factores, no sólo a una disminución de la violencia por sí misma”, sino a la disminución de las denuncias.

Cabe señalar que todas las violencias, las que se viven en el hogar incluidas, son multifactoriales. En ellas tienen participación múltiples causas y si bien un incremento de las denuncias puede indicar mayor número casos, también puede indicar mayor conciencia de denuncia, debido a que existe información en abundancia disponible en redes sociales.

A este respecto, la Cámara de Diputados señaló que es indispensable continuar informando a todos los sectores de la población sobre las clases de violencia, cómo identificarla y como conseguir ayuda.

“En este sentido, valdría la pena analizar que no sólo ha sido la pandemia lo que ha provocado un incremento significativo de la violencia al interior de los hogares; de hecho, al comparar los registros totales de 2019, que tuvo 210,158 casos, contra el total de 2020, con 220,028 casos, existe un incremento de 4.7%. Algunas voces de las organizaciones civiles denominadas “colectivas” mencionan que esta tendencia se debe a que ahora hay mayor visibilidad de esta problemática, y que muchas mujeres ahora buscan ayuda. Al respecto, si bien esta apreciación es cierta, sería importante señalar que es posible que las políticas públicas implementadas desde entonces han sido muy buenas para visibilizar este fenómeno, pero no para contenerlo”, expresa.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password