Confía AMLO en serenar al país; no permitiremos contubernio de autoridades y delincuencia, dice

Foto: Cuartoscuro

Tras reconocer que la seguridad sigue siendo el principal pendiente de su gobierno, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador insistió en que la violencia es una herencia de los gobiernos anteriores, principalmente aquel que tomó la decisión de declarar la guerra a los grupos del crimen organizado.  Indicó también que desde entonces, establecieron vínculos de los delincuentes con autoridades.

“Tenemos, como lo he dicho y lo repito, como asignatura pendiente, como reto, como desafío serenar al país, parar la violencia que se inició cuando se declaró la guerra a las bandas de delincuentes comunes, toda la descomposición que significó el periodo neoliberal también por corrupción, por contubernio, por asociación delictuosa entre delincuentes de cuello y delincuentes comunes. Todo eso lo estamos padeciendo. Se heredó y se arraigó bastante”, expresó.

Reiteró que no modificará en nada su estrategia para enfrentar esta problemática, que consiste básicamente en atender las causas de la violencia, esto es, dar oportunidades a los jóvenes que son los más susceptibles de ser cooptados por los grupos delictivos. Asimismo, consideró que desde las familias se puede ayudar a reconstruir el tejido social y construir un clima de paz.

“Tenemos que abrazar a los jóvenes, atraer a los jóvenes hacia nosotros para que no los enganchen, para que no los atrapen las bandas. Esa es la estrategia principal: que podamos atraer a los jóvenes, darles opciones de trabajo, opciones de vida sana, darles alternativas. Vamos a seguir con ese propósito, garantizando el derecho al trabajo, el derecho a la educación a los jóvenes, reforzando mucho todo el trabajo dirigido al bienestar de las familias, a fortalecer la unidad familiar, a que no se rompan las familias, que no se desintegren las familias; porque la familia es una institución de primer orden, la más importante institución de seguridad social que tenemos en el país, la más fraterna, la más solidaria, la que más nos va a ayudar a reconstruir el tejido social, la que más nos va a ayudar a que haya paz y que haya tranquilidad”, expuso.

Según el mandatario  en la medida en que haya bienestar social, se podrá “serenar” al país e insistió en que sólo necesita un año más de plazo para sentar las bases de la “transformación” del país que, a su juicio, ya inició desde el año pasado y sólo se requiere consolidar los logros que ya se han conseguido. Confió en poder resolver los problemas sin que haya pérdida de vidas.

“Yo pedí a los mexicanos en diciembre pasado que necesitaba un año más. El día 1º de diciembre de este año quiero informar que ya se establecieron las bases de la transformación de México. Entonces, voy a trabajar con ese propósito, a consolidar lo que ya se inició y a iniciar lo que hace falta para entregar buenas cuentas el día 1º de diciembre de este año. Esto pasa principalmente por el bienestar del pueblo, quiero que le vaya muy bien a los pobres, que no sufran, que le vaya bien al pueblo y que al mismo tiempo podamos ir serenando al país, que los problemas que se nos van a presentar este año los podamos resolver sin que haya pérdida de vidas humanas y que también sea benévola con nosotros la naturaleza, para que no tengamos que padecer de ninguna tragedia”, apuntó.

Indicó que aparte de atender las causas, también se ampliará la cobertura de la Guardia Nacional y se reforzará la inteligencia. Recalco que de ninguna manera se combatirá fuego con fuego porque ya se demostró que esa estrategia no funcionó.

“Hay otras cosas, desde luego el que todos los días atendamos el problema como lo venimos haciendo, o sea, la perseverancia, el que trabajemos de manera coordinada como lo venimos haciendo, el que no se esté apostando a la violencia, a que no se quiera apagar el fuego con el fuego, el que no se aplique el ‘mátalos en caliente’, que no haya masacres”, indicó.

López Obrador aseguró que su gobierno no permitirá la asociación de los delincuentes con las autoridades como sucedía antes; aun cuando aceptó que faltan pruebas al respecto, señaló directamente al gobierno de Felipe Calderón de tener vínculos con “El Chapo Guzmán” y acusó que “el conservadurismo” se da baños de pureza.

“Lo que es evidente es que, como suele pasar en estos casos, todos estos personajes de la noche a la mañana se enriquecen, ahora sí que como decía mi finado paisano Chico Che, ‘quién pompó’, ¿de dónde las casas y los departamentos? Y todo eso se ve normal.  Entonces, a eso me refería, a que no podemos permitir que la delincuencia gobierne, porque eso es gobernar. No es que Guzmán Loera estuviese aquí en el Palacio o en Los Pinos, pero tenía representantes en el gobierno. Eso es gravísimo. Pero el conservadurismo se sigue dando baños de pureza, porque así son, van a misa y olvidan los mandamientos, van a la iglesia, comulgan, confiesan para dejar en cero el marcador, el domingo vuelven a lo mismo, a hacer lo mismo”, fustigó.

arg

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password