Premio Nacional de Protección Nacional

Con la 4T la corrupción es la misma sólo que revolcada: Adriana Díaz

La dirigente nacional del PRD. Adriana Díaz, señaló que desafortunadamente la corrupción sigue viva y permanece en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador y pidió al Presidente que si de verdad quiere erradicar la corrupción “tiene que hablar menos y actuar más”. Díaz lamentó que los propios datos de la Encuesta Nacional de calidad e impacto gubernamental del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) revelen el alto nivel de corrupción que existe en el país y que el propio Presidente niegue esos datos:

“No es que cada quien vea lo que quiere en las encuestas, como dice el presidente, sino que la corrupción no puede erradicarse por decreto y sigue vigente como en el viejo régimen, sólo que revolcada por el discurso Anticorrupción”, afirmó.

La perredista externó su apoyo a la lucha contra la corrupción y la impunidad, pero dijo que “lamentablemente el presidente de la República dice mucho y hace poco. Todos los días se dedica a lanzar acusaciones contra los corruptos, tiene desplantes mediáticos, sin efecto real.

En ese sentido, recordó que en el primer año del gobierno de López Obrador los actos de corrupción aumentaron a 15 mil 732. Mientras que en 2017 fueron 14 mil 635 por cada 100 mil habitantes. “Sin embargo, el discurso presidencial con su supuesta alta dosis de credibilidad logró disminuir la percepción ciudadana sobre la corrupción en instituciones de gobierno de 91% a 87%, aunque dicha percepción sigue siendo alta”, dijo.

Adriana Díaz ejemplificó dos promesas incumplidas del mandatario federal: “En primer lugar, el gobierno de López Obrador no ha cumplido su promesa de erradicar la adjudicación directa de contratos de obras y compras gubernamentales, señalada por él mismo como el ambiente favorable para la corrupción, ya que durante su primer año de gobierno adjudicó de manera directa el 80% de los contratos, que involucraron 127 mil millones de pesos”.

Un caso que debe ser investigado sin trampas, es el de once contratos por 197 millones de pesos que le adjudicaron de modo directo a León Bartlett Álvarez, hijo del muy conocido Manuel Bartlett. Así se supo que le vendió al Instituto Mexicano del Seguro Social de Hidalgo ventiladores para el Covid 19 con exagerados sobreprecios. “Si las asociaciones civiles no hubieran detectado estas adjudicaciones Bartlett estuviera festejando las bondades de la Cuarta Transformación”, expresó.

Indicó que hasta el día de hoy los peces gordos de la corrupción, tampoco se ha cumplido. “El principal director de la corrupción del sexenio pasado sigue libre y sin temor de que López Obrador actúe en su contra. En resumen, ningún pez gordo está pagando por sus actos de corrupción”.

Expresó que hasta hoy el método unipersonal para combatir la corrupción ha fallado. C. Presidente de la República “Atrévase a implementar el sistema nacional anticorrupción y decídase a erradicar las asignaciones directas y a capturar los peces gordos. Que no le tiemble la mano para castigar a quienes resulten corruptos de su equipo de gobierno”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password