Como AMLO, presidente de Argentina arremete contra la prensa; periodistas son como “plateístas”, dice

Foto: Cuartoscuro

El presidente de Argentina, Alberto Fernández,  negó que en su país haya  privilegios en la aplicación de las vacunas contra el coronavirus y acusó a los opositores a su gobierno y a los medios de buscar politizar este tema para atacarlo.

En el marco de la conferencia de prensa matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, el mandatario argentino fue cuestionado sobre las razones de que él y otros integrantes de su gabinete y políticos del partido gobernante, hayan sido de los primeros en recibir la vacuna.

Visiblemente molesto, Fernández arremetió contra la prensa y la responsabilizó de desatar una campaña “despiadada” en contra de las vacunas rusas y, según él, para contrarrestarla decidió aplicársela primero para dar confianza a la gente; asimismo, justificó que otros funcionarios también lo hayan hecho porque, por la función que desempeñan, están en mayor riesgo.

“Los medios en Argentina ponen a Alberto Fernández entre los que recibió la vacuna indebidamente, pero yo me tuve que dar la vacuna porque los medios argentinos decían que no se podía confiar en la vacuna rusa y tuve que convocar a la confianza ciudadana. Por el mismo motivo se dio la vacuna a Cristina, por el mismo motivo se dio la vacuna a Axel, por el mismo motivo se dieron la vacuna a muchos otros gobernadores, muchos de los cuales ni siquiera son oficialistas; por el mismo motivo se dieron la vacuna algunos intendentes que tampoco son oficialistas, porque hubo una campaña despiadada, desatada en Argentina por la oposición para hacerle sentir a los argentinos que la vacuna Sputnik V era veneno y hasta me denunciaron por estar distribuyendo veneno; y ahora resulta que los que me denunciaron me piden que por favor les dé veneno a ellos y que consiga más veneno. Yo quisiera que la Argentina funcione de otro modo”, cuestionó.

Al igual que Andrés Manuel López Obrador, Fernández cuestionó que los medios hayan sido complacientes con los gobiernos anteriores y les sugirió que si de verdad quieren trabajar, podrían indagar en muchos casos de corrupción  que ocurrieron en el pasado y sobre los cuales no dijeron nada en su momento.

“Si quieren trabajar, tienen muchos delitos para investigar. Pueden investigar el negocio de los peajes de Macri, pueden investigar el terrible y lamentable endeudamiento que la Argentina vivió, que no fue otra cosa que un negocio para los amigos del poder; pueden investigar el vaciamiento del Congreso; pueden investigar el negocio de los parques eólicos, pueden investigar la responsabilidad de un ministro que mandó un submarino para que mueran 44 tripulantes. Miren todo lo que tienen para investigar y no investigan”, fustigó.

El presidente argentino reprochó la cobertura de los medios hacia el manejo de la pandemia y refirió que en muchas ocasiones ha discutido con reporteros de su país por ese motivo. Desde su punto de vista, los periodistas son como “plateístas” (espectadores privilegiados en un partido de futbol), que sólo ven el juego desde la tribuna y dicen saber lo que tiene que hacer cada jugador, pero que en realidad, nunca han jugado futbol.

“También es verdad que, en la pandemia, una de las claras disyuntivas que uno tiene que enfrentar es… Esto se los digo con el máximo respeto, pero yo por momentos discuto con periodistas argentinos muchas veces y les digo que el periodista es como el plateísta que está en la tribuna mirando el partido de futbol, sabe lo que tiene que hacer el arquero, cómo tiene que cabecear el 9, cómo tiene que mandar el centro el buen, pero nunca jugó el partido de fútbol. Analizar desde la platea es una cosa muy simple, jugar el partido es otra cosa”, ironizó.

Tras un intercambio de elogios con su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador, el mandatario sudamericano consideró que ambos pasarán a la historia como “los presidentes de la pandemia” porque han sabido luchar contra lo desconocido y aprender sobre la marcha como hacerlo, aunque haya quien los juzgue muy fácilmente sólo con base en números.

“Andrés Manuel López y yo pasaremos a la historia como los presidentes de la pandemia. Gobernar en la pandemia es gobernar lo desconocido, gobernar lo que no se conoce, es luchar contra un enemigo invisible que nadie sabe por dónde ataca y por lo tanto todos debimos ir aprendiendo en el camino cómo enfrentar este problema de un virus que, además, ustedes, europeos, lo conocen bien, ha empezado a mutar y pareciera ser que se fortalece frente a los mecanismos de defensión que nosotros proponemos, con lo cual es muy fácil juzgar con números, es muy difícil gobernar en la pandemia”, sostuvo.

arg

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password