La Comisión de Investigación del caso Ayotzinapa, va: Alejandro Encinas

Cuartoscuro

“Te lo digo con toda claridad: la Comisión de Investigación por la Verdad y la Justicia va. Si no cumple el actual gobierno, nosotros la instrumentaremos. Es un asunto de voluntad política y un acto de justicia. Por supuesto que va para adelante”.

Las anteriores son palabras de Alejandro Encinas Rodríguez, próximo subsecretario de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, en entrevista con Ciro Gómez Leyva.

Encinas Rodríguez dijo que han acompañado a los padres y madres de los muchachos de Ayotzinapa para dar seguimiento a la resolución del Tribunal Colegiado de Reynosa, que resolvió por unanimidad la creación de una Comisión de Investigación por la Memoria y la Verdad.

Al respecto, agregó que a dicha resolución “el gobierno federal ha respondido con alrededor de 200 controversias ante la Suprema Corte de Justicia, alegando que hay imposibilidad jurídica para hacerlo”, lo cual calificó como “absolutamente falso”.

Destacó que antes de llegar al gobierno seguirán en su tarea de acompañamiento con los familiares de las víctimas “para que la Corte desahogue esos recursos, ratifique el cumplimiento de esa sentencia y se instale de inmediato esta Comisión, que tendrá que estar, con toda seguridad, en la próxima Fiscalía General de la República”.

Líneas de investigación pendientes

De esa forma, al reabrir la investigación, se podrán “cubrir todos los vacíos que existen en la misma y dar satisfacción a una de las demandas fundamentales de conocer los hechos, y la más importante: ¿qué pasó? ¿Dónde están los muchachos?”.

Al ser cuestionado por el periodista acerca de los vacíos que mencionó, Encinas Rodríguez dijo que “el Tribunal Colegiado ha señalado varios problemas de fondo: primero, que hubo confesiones que se obtuvieron bajo tortura, lo cual implica revisar este tipo de actos que se cometieron durante la investigación. En segundo lugar, el mismo tribunal reconoce que no se consideraron los testimonios de muchas de las víctimas y testigos que fueron partícipes en esta noche trágica en Iguala.

“Al mismo tiempo, se señala que hay contradicciones en muchas de las líneas de investigación que tienen como piedra angular esta hipótesis de la mal llamada ‘verdad histórica’ en el sentido de que los 43 muchachos fueron incinerados en el basurero de Cocula, donde no hay evidencia científica que pueda sostener una tesis de esta naturaleza”.

Sumó otros temas pendientes, como “los vínculos del grupo este delictivo, con otros en la ciudad de Chicago, donde debe haber colaboración con las agencias de los Estados Unidos para profundizar la investigación, y muchas otras líneas de trabajo, como son las de responsabilidades de los funcionarios estatales, federales y municipales, tanto en el ámbito de las policías como de las autoridades de gobierno, pues hasta ahora no se han definido el deslinde de sus responsabilidades”.

Destacó que “hay elementos de líneas de investigación que no se cumplimentaron, que pueden abrir nuevos espacios para conocer la verdad”, y se refirió a las investigaciones de organismos como la Comisión Nacional de Derechos Humanos, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la Oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos radicada en México y hasta la del GIEI. Esas líneas de investigación, dijo Encinas, “van a cumplimentarse, y esto va a dar luces para conocer la verdad de los hechos”.

Sobre el papel del Ejército en los hechos de Iguala de hace cuatro años, dijo que será investigado: “Yo creo que los principales interesados en que esto se esclarezca son las propias instituciones castrenses, que no tienen por qué convalidar actos de omisión o de complicidad de alguno de sus elementos”.

arm

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password