Citlalli Hernández defiende invectivas de AMLO contra Alazraki

Cuartoscuro

Citlalli Hernández, senadora de la República y secretaria general de Morena, justificó la invectiva que el presidente Andrés Manuel López Obrador contra el publicista Carlos Alazraki al tildarlo de “hitleriano”, y pidió que se deje de difundir “odio” y dejar las tácticas de Goebbels.

Después de que el miércoles pasado durante su conferencia de prensa López Obrador calificara al publicista como “hitleriano” y de que la comunidad judía condenara esa declaración, Hernández lanzó su pretendida justificación de esa expresión.

“Si ofende la expresión ‘hitleriano’, entonces no repliquen en lo más mínimo su pensamiento. Dejen de difundir, expandir y expresar odio y dejen de usar las tácticas de su propagandista. De lo contrario, la hipocresía será inocultable”, escribió la también senadora en defensa de la diatriba presidencial.

Hernández hizo su defensa del dicho de López Obrador casi al mismo tiempo que este jueves extendía la acusación de “hitlerismo” a la comunidad judía en México.

El presidente dijo entonces sobre los judíos en México: “Y son excepcionales constructores, gente de trabajo, gente buena, pero eso no quiere decir que toda la comunidad tenga una especie de patente de corso para poder dañar, afectar un movimiento de transformación nada más por sus ideales, sus pensamientos, su conservadurismo y, repito, su hitlerismo”.

No conforme con su mensaje, la senadora Hernández colocó el vínculo a un mal artículo publicado en Jot Down sobre Joseph Goebbels, ministro de Propaganda del régimen nazi, que, pese a lo que anuncia, no se centra en la “comunicación de masas” sino en una muy superficial biografía y prácticamente en nada del “pensamiento hitleriano”, si acaso en algunas de sus acciones.

En una parte el artículo, publicado por Javier Bilbao, señala sobre Goebbels: “Centralizó el suministro de información de forma que todos los medios de comunicación alemanes debían ajustarse a las consignas que periódicamente iba suministrando. Su idea fundamental era la de repetir el mismo mensaje de diferentes maneras. Uno de los recursos fue el de utilizar suposiciones no comprobadas, que pasaban a darse por hechas”. Eso cada quien puede aplicarlo a quien le parezca, y si podría quedarle a alguien más muy por encima de Alazraki.

El citado texto inicia con una larga cita que difícilmente se podría aplicar al publicista, quien no se destaca, de ninguna forma, por sus dotes oratorias: “Un tal doctor Goebbels, de Elberfeld, habló sobre el tema ‘¿Qué quiere Adolf Hitler?’. Atendí a cada una de sus palabras. Me dio la sensación de que estaba dirigiéndose a mí personalmente. Mi corazón se aligeró, algo se despertó en mi pecho. Me sentí como si estuviera reconstruyéndose pedazo a pedazo algo dentro de mí. El doctor Goebbels no concluyó su tema aquella noche. Prometió regresar en dos semanas y terminar la conferencia. Pasé aquellos 14 días en un estado de delirio. No veía la hora de que se celebrara el mitin. Estaba allí puntualmente y al finalizar, me fui a casa en silencio… Me convertí en nacionalsocialista”.

En ese tipo de texto basó su tuit la senadora de la República.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password