Cifras oficiales desmienten a AMLO: repuntan homicidios en mayo

Mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador asegura que, previo a las elecciones, el país “está en paz” y no vive violencia, cifras de su propio gobierno lo desmienten, pues mayo pasado sumó la cifra más alta de homicidios desde agosto del 2020.

Según el reporte mensual de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), el mes que acaba de concluir sumó 2 mil 462 homicidios dolosos, algunos de los cuales se dieron en un contexto de violencia política, misma que el presidente negó este 2 de junio. Hubo un promedio de 79.4 homicidios al día.

Desde agosto del año pasado, que hubo 2 mil 524 homicidios dolosos, la cifra se había mantenido con cierta tendencia a la baja, pero en mayo se registró la cantidad y el promedio más elevada en ocho meses, coincidiendo con el periodo de campañas.

De acuerdo con el mandatario, tanto los medios de comunicación como sus adversarios buscan magnificar lo que ocurre, con la finalidad de desanimar a las personas a salir a votar y así, facilitar el fraude electoral que según él preparan sus adversarios, aliados con el INE.

Las cifras oficiales señalan que los estados del país con mayor número de homicidios dolosos fueron Guanajuato (donde fue asesinada la candidata de Movimiento Ciudadano, Alma Rosa Barragán) con 276 y el Estado de México, con 231.

Respecto a la violencia, el presidente ha hecho declaraciones contradictorias, pues si bien un día admite que el fenómeno existe, en otro niega que sea verdad y asegura que se trata de amarillismo de los medios.

Luego del lamentable asesinato de Alma Rosa Barragán, AMLO dijo que se trata de violencia generada por enfrentamiento entre grupos del crimen organizado y que a pesar de este y otros hechos de violencia política, la gente no debe tener miedo de salir a votar.

Incluso, dijo en varias ocasiones durante la semana pasada que la violencia no debe detener a los mexicanos para acudir a las urnas.

Pero este 1 y 2 de junio varió radicalmente su discurso, pues negó la gravedad de la violencia y la propia existencia de violencia política. Aseguró que las condiciones para los comicios están dadas, y que hay gobernabilidad. Dijo que sus adversarios “han querido dar a conocer que hay mucha violencia con motivo de las elecciones”.

Agregó que “aun con los hechos lamentables de violencia, no es lo mismo que lo que pasaba antes”, dijo, en alusión a previos procesos electorales. 

Y si bien en cierto que el número de asesinatos de políticos de este proceso (no únicamente candidatos) es menor al del proceso de 2018, puesto que en este proceso se han asesinado a 89 personas de dicho ámbito y en 2018 se asesinaron a 133, ese no es el único parámetro, puesto que también se contabilizan todo tipo de agresiones, incluyendo violencia política de género.

En este sentido, según la consultora Etellekt este ha sido el proceso electoral más violento en la historia de México, pues se han contabilizado, al 1 de junio, 782 agresiones totales contra 774 del proceso de 2018.

Respecto al asesinato de candidatos, 2018 supera a 2021, puesto que este año se han asesinado a 35 candidatos y en 2018 se asesinó a 45.

Estas mínimas diferencias, tan solo en el rubro de asesinatos de candidatos, ha hecho decir a AMLO que la violencia “ya no es como antes y lo puedo probar”. Sin embargo, lo cierto es que ha dicho, tajantemente, que no hay violencia política y que el país “está en paz”, cuando sus números, en el mejor de los casos, son muy similares a los que se vivían durante el periodo final de la presidencia de Enrique Peña Nieto. 

*ofv

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password