Joyeria de plata mexicana para cautivar

Declaraciones de la CFE son incongruentes con el compromiso de AMLO: Canadá

Foto: Cuartoscuro

El embajador de Canadá en México, Pierre Alarie, consideró que las declaraciones realizadas ayer por el director de la CFE, Manuel Bartlett son “incongruentes” con el compromiso hecho por el presidente Andrés Manuel López Obrador, que “dijo que se iban a respetar los contratos” firmados durante pasadas administraciones.

Que Bartlett asegure que las empresas canadienses iniciaron un arbitraje es falso y “deja mal sabor de boca, pero vamos a buscar una solución”, declaró.

Alarie respondió así a la polémica desatada desde finales del mes pasado entre diversas empresas canadienses y la Comisión Federal de Electricidad, en torno a una serie de contratos para construir gasoductos negociados desde el gobierno anterior y los cuales el presidente López Obrador ha calificado de “leoninos”.

El 24 de junio pasado, la empresa IEnova, una de las constructoras del gasoducto Texas Tuxpan, emitió un comunicado en el que reclama que la CFE haya presentado ante el consorcio Infraestructura Marina del Golfo (IMG) una solicitud de inicio de arbitraje  mediante la que “demanda la nulidad de ciertas cláusulas del contrato de servicios de transporte, que hacen referencia a la responsabilidad de las partes en eventos de caso fortuito y fuerza mayor, así como el reembolso de pagos por capacidad relacionados a dichos eventos que la CFE inicialmente reconoció conforme al contrato y que ahora considera indebidos, entre otros”.

Posteriormente, el 26 de junio, el propio embajador Alarie señaló en su cuenta de Twitter que el gobierno mexicano “no respeta los contratos de gasoductos” y criticó la solicitud de arbitraje del ducto por parte de la CFE.

En respuesta, la CFE anunció que fijaría una postura a la brevedad. Así, ayer 2 de julio, Manuel Bartlett convocó a una conferencia de prensa en la que señaló que la paraestatal se limitó a hacer lo mismo que el consorcio canadiense hizo primero. Los contratos aludidos involucran a las canadienses IEnova y TransCanada.

“Hicimos la misma operación que ellos hicieron”, es decir, “una demanda arbitral”. Esa posibilidad se establece en el contrato: que cualquier desavenencia entre las partes brinda la posibilidad de ir a un juicio arbitral como ellos lo hicieron antes de nosotros”.

Pocas horas después, Alarie desmintió a Bartlett, pues dijo que lo que las empresas presentaron fue un amparo, no un proceso de arbitraje.

AMLO defendió hace un par de semanas dichas solicitudes de arbitraje, por considerar que las condiciones eran desventajosas para México, lo cual fue de inmediato calificado por Canadá como una intención de no cumplir con los contratos. Ante ello, el gobierno federal, por medio de la Secretaría de Relaciones Exteriores, dijo que a pesar de dichos calificativos, siempre se mostrado disposición a negociar.

“Genera muchísima confusión, hay diferencia entre un amparo y un arbitraje, las empresas sí se protegieron, pero no empezaron un proceso de arbitraje. Yo pienso que la CFE está utilizando parte de la información”, dijo el embajador canadiense.

Criticó las señales inconsistentes del gobierno federal mexicano, ya que eso provoca “confusión en los inversionistas, porque cuando un inversionista mira la posibilidad de invertir en un país mide siempre el riesgo país y cuando hay mucha incertidumbre el riesgo país sube y es la peor señal que se puede mandar al mercado”.

Agregó que participará en la mesa de trabajo convocada por la presidencia de la República para dirimir el diferendo.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password