BM presta a México mil mdd; no será para atención a Covid-19: subsecretario

Gabriel Yorio Cuartoscuro

Mientras el presidente Andrés Manuel López Obrador se negaba a endeudar más al país, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) solicitó un préstamo por mil millones de dólares al Banco Mundial (BM), institución que lo aprobó el 31 de mayo con una comisión inicial de 25 por ciento. El subsecretario Gabriel Yorio aclara que “no va a financiar el programa de respuesta al COVID19”.

El préstamo servirá, según informaron varios medios, para enfrentar las consecuencias económicas generadas por la contingencia debida a la Covid-19, para lo cual se estableció un programa, por lo que deberá proporcionar información detallada acerca de su implementación y desarrollo. Así, en uno de los artículos del acuerdo se establece que “ocasionalmente se pueden intercambiar puntos de vista sobre el marco de política macroeconómica del prestatario y el progreso en la ejecución del programa”.

En el documento acerca del Financiamiento de Políticas de Desarrollo se anota que hay varios aspectos críticos que se deben atender: apoyar a empresas para proteger empleos, aumentar ingresos de las familias y tener liquidez en el sistema financiero.

Según la información, los recursos serán dedicados a nueve acciones prioritarias que permitirán enfrentar el riesgo económico provocado por la pandemia, que van desde la macroeconomía hasta el diseño de proyectos y programas.

En una carta que Gabriel Yorio, subsecretario de la SHCP, dirigió al presidente del BM, David Malpass, explicó que “en el contexto de la pandemia, el sistema financiero mexicano enfrenta el desafío de mantener flujos de financiación adecuados a la luz de la desaceleración económica y la volatilidad derivado de la incertidumbre de los efectos de la pandemia”.

El funcionario añadió que “más allá de la salud y consecuencias, que son masivas, la pandemia trae choques de oferta y demanda a la economía, con consecuencias comerciales, de inversión, financieras, fiscales, laborales y sociales, que generan profundo impactos en empresas y hogares”.

Sin embargo, en su cuenta de Twitter y en un mensaje retuiteado en la cuenta de la SHCP, Yorio explicó que el techo de endeudamiento aprobado por el Congreso tiene tres fuentes principales de financiamiento: “los bonos emitidos en el mercado internacional, bonos emitidos en el mercado doméstico (CETES y MBonos) y líneas de créditos con instituciones financieras internacionales como el Banco Mundial y el BID”.

Añadió en dos tuits más: “Estas instituciones tiene dos tipos de créditos. Uno es dirigido a una actividad sectorial especifica como agricultura o infraestructura. Otro son los llamados DPL que forman parte del financiamiento general y no van ligados a ninguna actividad especifica.

“El crédito que se hace referencia en las notas de medios es un DPL y no tienen destino específico. En resumen este crédito no es adicional a la deuda autorizada por el congreso y no va a financiar el programa de respuesta al COVID19”.

Hasta ahora el presidente Andrés Manuel López Obrador se había negado a contraer deuda para enfrentar la contingencia causada por la Covid-19 sistemáticamente. El 7 de mayo, cuando lo sugirió el Consejo Coordinador Empresarial, dijo que esas estrategias “ni las sueñen”.

Hace apenas unos días, a la declaración del líder nacional de Morena, Alfonso Ramírez Cuéllar, de que las medidas de austeridad han llegado a su límite, por lo que habría que recurrir a las vías de financiamiento, “creo que no tenemos de otra”, López Obrador se preguntó por qué no se iba a aguantar la austeridad y dijo que “me llamó hasta la atención porque lo dijo el dirigente de Morena. Imagínense cómo estaban mal acostumbrados, en general”.

Agregó que antes, en el periodo neoliberal, había una especie de enajenación en la cual no importaba que el gobierno gastara y se endeudara.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password