Recomendamos: Blindaje a la directora del Metro, por Joaquín López-Dóriga

Foto: Cuartoscuro

La última, y única, vez que se vio a la directora del Metro, Florencia Serranía, fue el martes 4 de mayo, al día siguiente de la tragedia de la Línea 12 en una conferencia de prensa de Claudia Sheinbaum. Y despareció.

Desde entonces, Morena, como brazo legislativo del gobierno, impidió que la Permanente integrara una comisión de acompañamiento a la investigación de la fiscalía capitalina, mientras en el Congreso de la ciudad la mayoría de ese partido ha impedido cuatro veces que se le cite a comparecer, no vaya a ser quién sabe qué, que solo ellos conocen, y por eso la protección a ultranza.

En la sesión de ayer, la bancada de Morena rechazó una vez más su comparecencia y para disimular, y que pase el tiempo y con él el olvido que no llegará, su Junta de Coordinación Política (Jucopo) solo aceptó lo siguiente: que los diputados formulen preguntas legislativas por escrito. Una por legislador: la bancada verde, una, tres la del PES, cuatro el PRI y otras cuatro el PRD, 11 el PAN y Morena 34. Ya escritas, deberán ser autorizadas por dicha Jucopo y de pasar, ser aprobadas por mayoría. Las que queden se le enviarán en un plazo de 30 días a la directora del Metro quien, a su vez, tendrá otros 30 días para responder y de ser aprobado, tendría una comparecencia por allá de agosto, septiembre, pero a distancia.

Ese es el blindaje que el gobierno de Morena está dando a la directora del Metro, por razones tan desconocidas como inexplicables que solo despiertan la sospecha, porque si Serranía no tiene nada que ocultar ¿por qué la oculta el gobierno? Y eso que es el gobierno de la transparencia.

Ver más en Milenio

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password