Banco del Bienestar suma pérdidas por 721 mdp en dos años; requerirá más de 6 mil al año para operar

Foto: Expansión

En sus primeros dos años de existencia, el Banco del Bienestar acumula pérdidas por 721 millones de pesos, que lo ubican entre las instituciones crediticias con peor desempeño, junto con HSBC, ICBC, ABC Capital y Compartamos, entre otras.

De acuerdo con datos de los registros de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores y la Secretaría de Hacienda, en 2019 el Banco del Bienestar perdió 401 millones de pesos, mientras que en 2020, cerró con pérdidas por 320 millones de pesos.

La información consultada por Reforma, revela que entre diciembre de 2018 hasta enero de 2021,  la Secretaría de Hacienda ha transferido a dicha institución, recursos por 15 mil 500 millones de pesos para su capitalización y para la construcción de las sucursales, la cual se estima en alrededor de 11 mil millones de pesos.

La construcción de las sucursales lleva apenas un avance de 16% de las mil 324 que proyectó el gobierno, pero se calcula que una vez que se concluyan, requerirán un presupuesto anual por 6 mil 750 millones de pesos para su mantenimiento y operación.

Lo anterior implica que el Banco del Bienestar dependa de subsidios permanentes de parte del Gobierno Federal para la distribución de los programas sociales, como Sembrando Vida o la pensión para adultos mayores. Estos subsidios serían independientes de la capitalización que le da la Secretaría de Hacienda.

Por otra parte, en los reportes de la Cuenta Pública 2019 se indica que de las 51 instituciones que prestan servicios bancarios en el país, 15 registraron un balance anual negativo, una de ellas el Banco del Bienestar.

“La institución ha visto disminuidos sus ingresos por comisiones derivado de la reducción en la dispersión de apoyos gubernamentales, lo que ha generado pérdidas en los resultados a partir del mes de enero de 2019”, se lee en el documento.

El Banco del Bienestar ha suscrito varios convenios con la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) para la construcción y equipamiento de las sucursales, especialmente en zonas de difícil acceso. Para tal efecto se ha convocado a cinco procedimientos de licitación, donde la dependencia castrense funge como una especie de agente comprador del banco.

No obstante, se han enfrentado con diversos obstáculos para conseguir terrenos y también en los procesos de licitación para la instalación y operación de los cajeros automáticos. El primer contrato para esta finalidad fue cancelado el año pasado y una segunda licitación se declaró desierta a pesar de que se recibieron cuatro propuestas.

arg

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password