Aumentan descalificación y escarnio contra críticos del gobierno: Signa_Lab

Signa_Lab

Han aumentado la exhibición, estigmatización, descalificación y escarnio que contra críticos han enderezado el presidente Andrés Manuel López Obrador y la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, según un análisis de Signa_Lab, del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO).

En su reporte titulado Los límites de la democracia: la 4T y la construcción del enemigo, Signa_Lab destaca el crecimiento de la exhibición pública, estigmatización, descalificación y escarnio que el gobierno hace de quienes considera que son sus adversarios, lo que ha generado respuestas que “han alcanzado niveles preocupantes por hacer referencia a discursos de odio que aumentan la tensión ya imperante en las relaciones entre gobierno y críticos”.

Signa-Lab analizó las reacciones a tres hechos: el desplegado “En defensa de la libertad de expresión”, publicado el 17 de septiembre de 2020; el “análisis” de columnas de opinión presentado por el presidente Andrés Manuel López Obrador el 25 de septiembre, y las respuestas de Claudia Sheinbaum a las marchas a favor de la legalización del aborto el 28 de septiembre.

Sobre el asunto del desplegado de los intelectuales y la respuesta que le dio López Obrador, Signa_Lab halla que el discurso generado desde la Presidencia de la República parece establecer una ruta que incluye la desacreditación y la desestimación del otro como interlocutor válido, lo que conduce a que quien esté en desacuerdo con el gobierno “se convierte necesariamente en parte de los ‘adversarios’ a los cuales se puede descalificar”.

El correlato digital a ese discurso institucional parece tener la misma lógica, dice el informe. Así, los cuestionamientos no son respondidos con argumentos ni ideas, además de que se engloba a todos los firmantes del desplegado con dos actores, Héctor Aguilar Camín y Enrique Krauze, a quienes se descalifica.

En este caso Signa_Lab señala lo siguiente: “La estrategia discursiva termina hablando del otro, pero no con el otro, limitando así la posibilidad de diálogo democrático. El mensaje implícito parece ser: Más allá de la frontera del nosotros y nuestras ideas, no hay interlocutores legítimos”.

Acerca del “análisis” de columnas de opinión que presentó López Obrador el 25 de septiembre, Signa_Lab señala que no se presentaron los criterios para calificar las opiniones, pero que “sí descalifica de manera consistente a los mensajeros”.

Además, señala que, al omitir las ideas críticas y sustituirlas por nombres de personajes y medios, se “suspende la posibilidad de argumentación frente a éstas e invalida el lugar legítimo del cuestionamiento a todo régimen en un sistema democrático”.

En este apartado Signa_Lab reconoce el señalamiento del presidente sobre la escasa presencia de mujeres en los medios revisados, de lo que dio el dato de que sólo se registró 10.8 por ciento de participación femenina, lo que demuestra que el intercambio puede ser con información contrastable y no con calificativos.

El informe aborda las declaraciones de Sheinbaum acerca de las manifestaciones a favor de la despenalización del aborto y la toma de la sede de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos cuando acusó a una empleada de GIN Group de patrocinar esa ocupación.

Sobre este segundo caso, señala que la crítica sobre la carencia de resultados de las políticas para las mujeres busca ser desaparecida y sustituirla por el señalamiento de agentes que buscan bloquear las acciones del gobierno.

Sobre las movilizaciones feministas, el reporte señala que la demanda fue también sustituida por los agravios recibidos por la policías, que fue diseminado en las redes con el hashtag #fakeministas, que dio lugar a mensajes en los que “se refuerzan las claves de la postura institucional frente al movimiento feminista” para construirlo como un “adversario incapaz de establecer una interlocución y con una legitimidad cuestionable, en este caso empleando un lenguaje mucho más frontal y en no pocas ocasiones agresivo, incluso incitando a la violencia y escarnio público hacia las mujeres presentes en la marcha”.

Sobre esos mensajes, Signa_Lab advierte que “abonan a la desconfianza, aversión, miedo e incluso odio, hacia el movimiento feminista, sus motivos y formas de organización en un sentido más amplio. Los impactos de estas dinámicas digitales a mediano y largo plazo pueden ser catastróficos en un horizonte social de fuerte polarización”.

Signa_Lab señala que los casos revisados “se inscriben en un horizonte que pone a prueba los límites mismos de la democracia, si por ello entendemos la evaluación constante de las fronteras que no deberían cruzarse para preservar, justamente, un sistema que se fundamenta en la organización y valores democráticos. El derecho a la participación, a la crítica, a la exigencia de resultados y de transparencia en el ejercicio de gobierno, son piedras angulares de las normas democráticas”.

Añade en su conclusión que “es importante señalar que si bien no hay una traducción literal del discurso oficial al que circula o se produce en la arena digital, los ejemplos aquí analizados permiten constatar que la narrativa que prevalece entre los circuitos de poder y los simpatizantes de la llamada 4T, abreva de las corrientes de opinión que se generan cada día desde los lugares de enunciación del poder gubernamental y, en no pocas ocasiones, desborda los límites de la normalidad democrática”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password