“Atentado a la democracia”, la intromisión de Díaz Polanco en el Senado: Lilly Téllez

Imagen: YouTube/Carlos Ometochtzin

La senadora Lilly Téllez afirmó que el intento de Héctor Díaz Polanco “y su grupito” de expulsarla de la bancada de Morena en el Senado es una grave intromisión y un atentado a la democracia que carece de sustento legal y al que debe ponerse un alto.

Admitió que ha pensado en retirarse de la bancada de Morena, pero tras reflexionar, “en este momento creo que lo más importante es que yo me defienda”, para así sentar un precedente.

Si este grupo radical logra “meterse así al Senado, esto es cuestión de preguntarse qué senador sigue”, consideró.

A lo largo de todo el miércoles, la senadora se ha dedicado a defenderse de la pretensión de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena, que ordenó al senador Ricardo Monreal expulsarla de la bancada morenista.

“Por lo pronto me voy a quedar en Morena, y ya me estoy defendiendo jurídicamente”, pues quiero “que quede protegido el Senado, ya que esto es un atentado a la democracia”.

Además de numerosos tuits, la senadora ha ofrecido entrevistas en varios medios en los que ha acusado a Díaz Polanco de ser un “radical” que busca meter las manos en el Senado de la República. También aseguró que parte de dicho grupo es el historiador Pedro Salmerón, ex director del INEHRM.

En entrevista con Azucena Uresti, de Grupo Fórmula, Téllez dijo la tarde de este miércoles que se encuentra “muy sorprendida de la intromisión tan grave de Héctor Díaz Polanco en el Senado. Parece que quiere tener el control de los senadores”.

Agregó que ni siquiera hizo una petición, “dio una orden a Ricardo Monreal para que me expulsaran”. La CNHJ es “una comisión de radicales”, que está furiosa con ella porque no apoya la Revolución Bolivariana en Venezuela, aseguró.

Antes, por medio de su cuenta de Twitter, dijo que Pedro Salmerón es uno de quienes impulsaron esta solicitud.

“El grupito radical de Morena @diazpol y sus fans @HistoriaPedro @abrahamendieta @KatuArkonada saben que su guillotina no se puede aplicar en el Senado. Aún así, ordenan mi expulsión de la bancada. Es un acto de simulación para provocar linchamiento mediático en mi contra”.

El historiador respondió “Buenos días, senadora. Yo nunca pedí nada en contra suya: ve usted moros con tranchetes… no pedí en ningún momento que la destituyeran, a diferencia de lo usted exigió contra mi persona. Muy conciliadora no se ha visto. Ni muy democrática ni plural”.

“¿Guillotina como la que pidió usted que se me aplicara, Senadora, por buscar la reconciliación histórica y decir lo que pienso? ¿Linchamiento mediático como el provocado contra mí por @reformanacional @FelipeCalderon y @vicentefoxque al que ud se sumó alegremente?”, dijo en otro tuit.

Salmerón se refería a la ocasión en que Téllez pidió desde la tribuna que el historiador fuera destituido de su cargo al frente del INERHM, luego de que calificó de “valientes” a los miembros de la Liga Comunista 23 de septiembre, que en 1976 secuestraron y asesinaron al empresario Eugenio Garza Sada.

En la entrevista, dijo al respecto que “cuando pedí en el Senado que relevaran a Pedro Salmerón del INEHRM ¡se enfureció! Pero está en mi facultad como senadora haber pedido que lo destituyeran. Fue un error de él y perdió el cargo por un error de él”.

 “Salmerón llora y llora y se asume como una víctima”, qué cobardía la suya, no asumir su error, agregó.

Manifestó que en efecto, no comparte diversos postulados de Morena, ya que ella fue invitada como candidata externa, para ofrecer su apoyo, para llamar al voto desde su postura como “persona conocida”, por su trayectoria profesional.

Pero ahora que el partido llegó al poder, resulta que “quieren que me expulsen porque no estoy de acuerdo con la Revolución Bolivariana”.

Refirió que su posicionamiento respecto a Evo Morales, en el sentido de que había cometido fraude electoral en Bolivia, “les molestó muchísimo” y la atacaron en redes sociales, ya que “son expertos en propaganda”.

Dijo que aceptó unirse como candidata externa a Morena, ya que era “un movimiento plural” y aceptaron respetar su ideología personal, como su postura anti aborto y su rechazo a la “dictadura de Venezuela”.

Téllez fue cuidadosa al señalar también que en todas sus críticas habla de “los radicales” de Morena, ya que al presidente Andrés Manuel López Obrador lo considera “un demócrata”.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password