Asesinan a Armando Linares, director de Monitor Michoacán; “Nuestra única defensa es una pluma”, dijo en enero

Armando Linares López fue asesinado en su casa este martes en Zitácuaro, Michoacán. Era director del medio digital Monitor Michoacán Noticias, medio del que el 31 de enero también fue ultimado Roberto Toledo. Es el octavo crimen contra periodistas en México en 2022.

Según las primeras informaciones, Linares López se encontraba en la calle donde vive en la colonia Carabanchel, cuando se le acercaron hombres armados, por lo cual huyó hacia su hogar, al que pudo ingresar pero dentro fue alcanzado por los agresores, quienes le dispararon frente a sus familiares. Falleció de ocho balazos.

Quienes primero acudieron al auxilio del periodista fueron los bomberos del municipio, pero cuando llegaron ya había muerto.

La Fiscalía General del Estado de Michoacán informó que ya realiza las actuaciones del caso, las que realiza de acuerdo con el Protocolo Homologado de Investigación de Delitos Cometidos Contra la Libertad de Expresión.

Apenas el 31 de enero pasado Linares López anunció y reclamó el homicidio de Roberto Toledo, colaborador de Monitor Michoacán. Ya había denunciado amenazas en su contra, por lo que las autoridades federales habían anunciado que lo protegerían.

El día del crimen contra Toledo, mediante un video Linares López denunció que habían recibido amenazas, las que, dijo, “se cumplen, y uno de nuestros compañeros perdió la vida a mano de tres personas que llegaron, le dispararon, de manera ruin, de manera cobarde”.

El periodista michoacano afirmó entonces: “Hay nombres y sabemos de dónde viene todo esto, hoy lo cumplieron”, sin aportar más detalles. Agregó: “Exhibir corrupciones de gobierno corruptos, de funcionarios y políticos corruptos, el día de hoy nos llevó a la muerte de uno de nuestros compañeros. El día de hoy, finalmente, estas amenazas se cumplieron y hoy asesinaron a uno de nuestros miembros de nuestro equipo. Hace unos minutos atentaron en contra de su vida y perdió la vida hace unos minutos”.

Finalmente dijo: “Nosotros no estamos armados, nosotros no traemos armas, nuestra única defensa es una pluma. Lamentamos este hecho y lo condenamos”.

Posteriormente, Jesús Ramírez Cuevas, vocero de la Presidencia de la República, intentó negarle la calidad de periodista a Toledo, a quien atribuyó ser sólo auxiliar de un despacho de abogados.

Linares López es el octavo periodista asesinado en lo que va del año. Le antecedieron José Luis Gamboa, en Veracruz; Margarito Martínez Esquivel y Lourdes Maldonado, en Baja California, así como Roberto Toledo en Michoacán.

La funesta lista continúa con Heber López Vásquez, en Oaxaca; Jorge Camero, en Sonora, y Juan Carlos Muñiz, en Zacatecas.

Apenas el pasado 10 de marzo, en su respuesta al Parlamento Europeo por su resolución sobre la violencia contra periodistas en México, el presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó: “Aquí no se reprime a nadie, se respeta la libertad de expresión y el trabajo de los periodistas. El Estado no viola los derechos humanos”.

Y, acerca de las cifras que el Europarlamento dio sobre homicidios contra periodistas y defensores de derechos humanos en México y la impunidad en que se mantienen esos crímenes, López Obrador contestó con la cifra de una encuesta que le da 66 por ciento de aprobación. Y un día después, en su conferencia de prensa, dijo que sólo habían sido cinco crímenes en el año.

Pero no era así: al 11 de marzo eran siete periodistas asesinados en México en 2022. Hoy se sumó el octavo.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password