Ascenso presidencial a funcionario de Salud que contrató a empresa sancionada por la SFP

Cuartoscuro

Víctor Hugo Borja Aburto, funcionario del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que aprobó un contrato por asignación directa por 93 millones de dólares por 2 mil 500 ventiladores a una empresa inhabilitada por el gobierno, logró, pese a ello, un ascenso presidencial que ahora le llevó al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

Así lo muestra Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) en su investigación titulada “Funcionario que validó estafa de ventiladores es ascendido ‘por orden presidencial’”, firmada por Mauricio Rubí: en el IMSS Borja Aburto aprobó la contratación de la empresa Levanting Global Servicios LLC, que finalmente no entregó los equipos (en el contexto de la pandemia de Covid-19) y fue inhabilitada por la Secretaría de la Función Pública (SFP) por proporcionar información falsa.

La historia de Levanting Global Servicios fue contada por MCCI: el 3 de abril el IMSS anunció la adjudicación directa (justificada por la emergencia de salud) a esa empresa de un contrato por 93 millones de dólares para surtir de ventiladores a sus unidades médicas.

Sin embargo, MCCI reportó que diversos especialistas consideraron elevado el precio de los equipos, además de que la empresa contratada no contaba con reconocimiento en el sector médico. Más bien, Levanting Global Servicios, constituida en Houston en 2015, tenía antecedentes en materia petrolera.

Además, su director era Baldemar Pérez Ríos, quien decía haber trabajado en Petróleos Mexicanos y que en Texas tenía registradas otras seis empresas de servicios petroleros. Pero MCCI documentó que Pérez Ríos fue prestanombres en un fraude de la empresa Chimera Energý Corp, por lo que fue inhabilitado para ser funcionario o director de empresas emisoras de valores en Estados Unidos, además de ser relacionado con casos de incumplimiento de contrato.

Asimismo, ya había antecedentes de que Pérez Ríos había sido sujeto de investigación de la SFP por la creación de una red de 30 empresas fantasma con las que obtuvo diversos contratos con Pemex entre 200 y 2010.

Pese a esos antecedentes y tras un estudio ds mescado realizado por la Coordinación de Adquisiciones de Bienes, Borja Aburto otorgó en marzo del año pasado el contrato por 93 millones de dólares a Levanting Global Servicios por 2 mil 500 ventiladores. Entonces arguyó que la propuesta de esta empresa contenía datos objetivos para asegurar la entrega de esos productos en menos de un mes.

Pero los ventiladores nunca llegaron al país, pese a la gravedad de la pandemia. Pero además, tras las revelaciones de MCCI, las investigaciones de la SFP encontraron que para la celebración del contrato Levanting Global Servicios proporcionó datos falsos, por lo que fue inhabilitada por 3 años y 9 meses en marzo de este año.

MCCI encontró que, casi al mismo tiempo, en febrero de este año Borja Aburto dejó el IMSS y a partir de marzo se desempeña como titular de la Unidad de Coordinación Nacional Médica del Insabi. Según el IMSS, el funcionario atendió “un llamado presidencial” para asumir su nuevo cargo.

El IMSS informó que no realizó ningún pago a Levanting Global Servicios; aunque fue acusada de incumplimiento de contrato, sólo fue castigada por entregar información falsa en la celebración del contrato. Además de la inhabilitación, la empresa fue multada por sólo 2 millones 19 mil 960 pesos.

La información de MCCI indica que en la Fiscalía General de la República hay dos investigaciones abierta, una abierta en septiembre por el procedimiento de contratación, y otra en noviembre por el delito de fraude.

Así, mientras Levanting Global Servicios ya ha sido inhabilitada, multada y es investigada por el contrato de 93 millones de dólares por 2 mil 500 ventiladores, el servidor público que autorizó ese contrato mejoró su situación laboral por un “llamado presidencial”.

arm

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password