Apoyos fiscales, costosos, pero depresión económica es más onerosa: Zedillo

Twitter

Ernesto Zedillo, expresidente de México y profesor de la Universidad de Yale, comentó que en la crisis económica provocada por la Covid-19 los apoyos fiscales a empresas son costosos, “pero una depresión será aún más onerosa para las finanzas públicas”.

Zedillo dijo que “los objetivos políticos deben atemperarse y poner por encima de todo el interés del país y estar dispuesto a sacrificar popularidad”.

Al respecto, explicó que “la responsabilidad del estadista es pensar las cosas muy bien y decir: aquí lo que importa es que el problema se enfrente con éxito, y no fijarse en si la decisión que se va a tomar va a causar un problema de impopularidad o de inconformidad”.

Durante su intervención en el foro de la cuarta Cumbre Inmobiliaria InCon, de la plataforma Vivanuncios, dijo que de México no opinaba, aunque hizo referencia a su propia experiencia como mandatario durante la crisis económica que su país experimentó entre 1994-1995.

Entonces, dijo Zedillo Ponce de León, se tuvo que “tomar decisiones difíciles, y son tragos amargos. Uno sabe que la gente se va a sentir mal y las consecuencias serían tan malas como si no se hiciera nada”. Y puso muy en claro que cuando se enfrenta una crisis “hay que hacer lo que se tenga que hacer”.

Acerca de la situación del mundo frente a la Covid-19, advirtió que hemos estado viviendo el peor desastre económico desde la Gran Depresión. Añadió que, de continuar la quiebra de empresas, podría seguir una crisis del sistema de bancos, que, si llegara a fallar, “la economía caería completamente”.

El profesor de Yale expresó que se requerirá de más tiempo para poder conocer los daños que sobre las empresas y los consumidores ha generado la pandemia: “Realmente no sabemos cuántas empresas y compañías que, aunque todavía existen, son, como se dice, empresas zombies, con poca o ninguna oportunidad de sobrevivir a mediano plazo”.

Al respecto añadió que “la transición a balances más sólidos en las empresas y en la economía de los consumidores limitará la velocidad de la recuperación del consumo e inversión privada en todo el mundo”.

Por ello es necesario evitar la quiebra de las empresas, que, sin solvencia ni liquidez, podrían desaparecer y afectar especialmente al empleo. Por esa idea de mantener la fuerza de trabajo se requiere una estrategia diferenciada de apoyos. Para las empresas propuso la posposición de las contribuciones fiscales y hasta con subsidios directos para lograr conservar los empleos. Para el sector informal defendió las transferencias directas.

También mencionó la conveniencia de un seguro de desempleo, “que es algo sin precedente en nuestra región, pero que debe detener la caída catastrófica y evitar una prolongada contracción económica. El apoyo es fiscalmente costoso, pero una depresión será aún más onerosa para las finanzas públicas”.

El expresidente de México planteó que también se podrían establecer impuestos a actividades con emisiones de carbono y gases que causan el calentamiento global, lo cual es ahora conveniente por el bajo precio de los hidrocarburos.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password