Apela AMLO a la moral de empresarios para resolver problemas de ductos detenidos; justifica robo de luz a través de “diablitos”, es muy poquito, dice

Foto: Cuartoscuro

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reconoció que es obligación del gobierno atender los conflictos sociales derivados de la suspensión de las obras de ductos para surtir de combustible a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), así como pagar a las empresas involucradas en tanto esto no ocurra; no obstante, aseguró que insistirá en tratar de convencer a los inversionistas de que “le ayuden” a combatir los abusos que, a su juicio, se cometieron en el periodo neoliberal por la “mezcolanza” de los negocios que muchos empresarios hicieron al amparo del poder público.

En su conferencia de prensa matutina, el mandatario fue cuestionado respecto a la posición de Grupo Carso, en la que manifiesta que no habrá ninguna renegociación de su contrato, dado que los errores que mantienen paradas las obras son atribuibles al gobierno. En este sentido, el titular del Ejecutivo adujo que a pesar de que se trata contratos “leoninos”, cumplirá con su deber y estableció que más que un asunto legal, es ético y moral y confió en poder convencer a los empresarios de ello.

Desde su perspectiva, los empresarios con “dimensión social” deberían contribuir a que no se siga distrayendo dinero del presupuesto en pagar los acuerdos “abusivos” que se suscribieron en los gobiernos anteriores. Asimismo, apuntó que al igual que como lo hizo en el caso de la termoeléctrica en Morelos, irá a hablar con quienes están impidiendo las obras para explicarles la situación y lo costoso que resulta para el gobierno y el pueblo de México, mantener detenidos estos trabajos.

“Ahora nosotros vamos a pedir a los que están impidiendo la construcción de estas obras, explicarles lo que nos está costando, lo que debió haber hecho el gobierno anterior, incluso la misma empresa, darlo a conocer, que dijera estoy cobrando y me siento mal, ya no puedo ir a los templos, no puedo ir a la iglesia, tengo problemas de conciencia. Entonces quiero estar bien conmigo mismo, quiero estar bien con mi conciencia, quiero estar bien con el prójimo. Y está pasando esto y estoy exhortando al gobierno para que intervenga y ayude para que no se esté pagando tanto del dinero del presupuesto, que es dinero de todos, que debe de utilizarse para la educación, para la salud, para el bienestar del pueblo”, enfatizó.

Dijo que si los empresarios desean atender su llamado a detener estos abusos, serán bienvenidos, pero si no es así, su gobierno hará lo que le corresponde y seguirá informando a la ciudadanía. De igual manera, reiteró que no está en contra del empresariado, sino del abuso y la riqueza mal habida.

Por otra parte, López Obrador justificó las pérdidas económicas para la CFE por el robo de energía eléctrica a través de “diablitos” y por el “borrón y cuenta nueva” que decidió aplicar en algunas entidades por la “resistencia civil” en contra de los cobros de energía eléctrica. Indicó que en cuanto al monto económico, es muy poquito en comparación con los “atracos” que significaron los contratos para privatizar el sector. No obstante, aclaró que sí se tomarán medidas para evitar el robo de luz y cuestionó a la “prensa conservadora” que por años se dedicó a “cargarle la mano a los de abajo”, mientras guardaba silencio con el engaño que, a su juicio, fue la reforma energética.

“El conservadurismo y sus medios, lo que yo llamo la prensa fifí, se la cargaban siempre a los de abajo, a los diablitos, a los vendedores ambulantes, al viene-viene, a los de la economía informal que no pagaban impuestos, ese era el discurso y nunca volteaban a ver los atracos de arriba, o sea, el informal que no paga impuesto, pero los de arriba que no pagaban impuestos y cuando pagaban se les devolvía, eran intocables. En el caso del huachicol, lo mismo. El que por necesidad iba y sacaba ahí dos o tres cubetas de gasolina para venderlas, 20, 40 litros y sobrevivir. Y los de arriba, los grandes negocios en Pemex, en la Comisión Federal de Electricidad, nada”, fustigó.

Tras conminar a los medios a hacer un ejercicio de “autocrítica” sobre este asunto, el mandatario sentenció que aun cuando la prensa y sus adversarios lo ataquen, no dará marcha atrás en su combate a la corrupción.

arg

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password