Amenaza AMLO con vetar el presupuesto 2022 si sus adversarios ganan mayoría en el Congreso

A pesar de que ningún candidato de ningún partido de oposición ha propuesto eliminar los programas asistenciales del gobierno actual, el presidente Andrés Manuel López Obrador intentó provocar ese miedo al asegurar que así ocurrirá si la oposición gana la mayoría del Congreso durante las próximas elecciones del 6 de junio.

En su conferencia de prensa de este lunes 12, la sexta de la “veda electoral”, AMLO la emprendió contra sus adversarios políticos, y aunque dijo que si ellos ganan la mayoría en el Congreso “ningún problema habría”, eso no hará que le quiten el presupuesto al pueblo, porque él, como jefe del Ejecutivo, tiene derecho de veto.

Y advirtió que si ello sucede “no está tan fácil” que “nos quiten el presupuesto” para beneficiar a los pobres.

“Por eso nos importa mucho el que las elecciones sean libres y sean limpias, y no hay ningún problema si nuestros opositores ganan, ningún problema habría, si el pueblo así lo decide. Que si ganan nuestros opositores y tienen mayoría en el Congreso, nos van a quitar el presupuesto, no está tan fácil, no es así”, amenazó.

Dijo, falsamente, que si la oposición gana, “van a quitar los programas sociales porque es populismo, porque es paternalismo, no está tan fácil. Nada más le recuerdo de que el Ejecutivo tiene facultad de veto”.

Sin embargo, si se revisan los diversos posicionamientos políticos de actores de la oposición, no existen intenciones de desaparecer los programas sociales. De hecho, las críticas más severas que se han hecho han sido en contra de las multimillonarias asignaciones a obras como el Tren Maya, la Refinería de Dos Bocas y el “saneamiento” de Pemex y al contrario: la oposición ha criticado la desaparición de múltiples programas sociales, como el de combate a cáncer de mama y de estancias infantiles para madres trabajadoras.

Ahora, lo que la oposición ha criticado con respecto a los programas sociales de AMLO (incluyendo el programa de vacunación contra la COVID-19) ha sido el uso electoral que se les está dando, la falta de controles de transparencia, rendición de cuentas y evaluación de resultados, lo que hace presumir desvío de recursos y promoción indebida del voto a favor de Morena.

De esta manera, el presidente continúa el golpeteo electoral y trasluce el nerviosismo de perder la mayoría legislativa en las próximas elecciones. Pero, según él, nunca llegaría a realizar un fraude electoral.

“No es un asunto que sea de vida o muerte, es parte de la democracia, nosotros no podemos hacer un fraude electoral para tener mayoría en el Congreso, eso nunca lo haríamos, nosotros vamos a respetar lo que la gente decida, eso sí hay dos políticas claras, dos proyectos de nación distintos y contrapuestos, eso es clarísimo”.

Desde hace meses se ha reportado en redes sociales que los operadores de los programas sociales, los Servidores de la Nación, en muchas ocasiones han advertido a los beneficiarios que si Morena pierde, los apoyos también se van, lo cual es una clara violación a la ley electoral.

Desde el inicio de la actual administración se inició el uso político-electoral de los programas sociales, ya que los promotores que levantaron el llamado Censo del Bienestar se presentaban ante los usuarios como enviados por el entonces presidente electo y su equipo de transición.

Ello le valió a AMLO y a otros funcionarios llamadas de atención de parte del INE, que advirtió que los programas sociales no deben tener uso político o de promoción personalizada.

Los programas más importantes para el presidente son los apoyos a los adultos mayores, las becas de estudiantes “Benito Juárez”, el programa “Jóvenes Construyendo el Futuro” y el programa “Sembrando Vida”. Todos ellos reciben un elevado presupuesto, que, sin embargo, no es tan elevado como el que se lleva Pemex, que a lo largo de toda la actual administración no ha dejado de generar millonarias pérdidas.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password