AMLO y Sheinbaum rechazan Estado de sitio por Covid-19; movilidad social bajó poco con llamados

Cuartoscuro

Ante la propagación del Covid-19 y la solicitud de las autoridades para que la gente se quede en casa, el presidente Andrés Manuel López Obrador y la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, niegan la posibilidad de un Estado de sitio o de un toque de queda. Apenas el sábado Hugo López-Gatell advirtió que la movilidad social había bajado poco.

Hoy, durante su conferencia de prensa, el presidente descartó el uso de la fuerza para hacer respetar la medida de que la gente se quede en casa para mitigar la propagación del Covid-19 y evitar la saturación e incluso rebasar la capacidad de los hospitales para atender a los enfermos de Covid-19.

El mandatario dijo: “No al Estado de sitio; no al autoritarismo. Lo que decía el presidente Juárez: ‘Nada por la fuerza, todo por la razón y el derecho’. Tenemos que convencer, tenemos que persuadir y afortunadamente contamos con el apoyo de la gente. Nos escuchan. Si no fuese así, sería un desorden y un caos. Pero la gente que nos está viendo, que nos está escuchando, nos respeta como nosotros a ellos”.

Desde el 19 de marzo el presidente Andrés Manuel López Obrador declaró que el país no necesita toque de queda: “Si se necesita, vengo aquí no solamente en la mañana, al mediodía o en la tarde. Los invito a ustedes y le hablo al pueblo y no voy a decir ‘he decretado que haya limitación a las libertades, toque de queda, que nadie salga a las calles el ejército se hace cargo del país’. No, aquí llamo al pueblo para que se estén en sus casas y estoy seguro que me van a hacer caso”.

Sin embargo, el sábado pasado el subsecretario de Salud Hugo López-Gatell reportó una escasa disminución de la movilidad social.

Ayer la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, llamó a los ciudadanos a quedarse en casa y ser responsables, a la vez que declaró que en la capital no habrá estado de sitio.

Cuando se le cuestionó sobre esto último, expresó: “Eso ténganlo por seguro. Vivimos en un estado de democracia y nosotros creemos en la gente. Se toman medidas que orienten a disminuir ciertos giros mercantiles, etcétera. Vamos a tener otras medidas a partir del martes y mucha concientización”.

Insistió en que las personas se queden en casa y que asuman su responsabilidad de cuidarse entre todos de acuerdo con las autoridades de salud.

Dijo: “El gobierno tiene una tarea fundamental y no se puede eludir y ahí vamos a estar con toda responsabilidad, pero aquí todos tenemos que cuidar nuestra salud y la de los otros”.

Y añadió que su gobierno está en estrecha coordinación con el federal para hacer frente al Covid-17.

Desde un día antes la jefa de Gobierno había expresado su desacuerdo con medidas obligatorias para que la gente se quede en casa: “Coincidimos plenamente con el presidente de la República. Hay muchos países en democracia que no han llegado a toque de queda ni mucho menos. No lo tenemos planteado en ningún momento; ha habido mucha responsabilidad de la ciudadanía y queremos agradecer”.

Sin embargo, el pasado sábado el subsecretario Hugo López-Gatell comentó que, según sus monitoreos, la movilidad social había bajado en menos de 30 por ciento. Por ello hizo su enfático llamado a que la gente se quede en casa y se aproveche la “última oportunidad” para controlar la pandemia.

Eso ocurrió pese a que los llamados a quedarse en casa y a la Jornada Nacional de Sana Distancia llevaban varios días de iniciados.

“Vemos que sólo hubo una reducción aproximadamente menor al 30 por ciento, a pesar de que hay una disposición gubernamental del gobierno federal que aplica a todas y todos, al sector público, al privado y al social, y que hay una segunda serie de disposiciones que corresponde al gobierno de la Ciudad de México, y a pesar de ello vemos todavía demasiada movilidad”, expresó López-Gatell hace apenas dos días.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password