AMLO no es responsable cuando acusa a periodistas de corrupción: Patricia Armendáriz

La diputada Patricia Armendáriz consideró que el presidente Andrés Manuel López Obrador no es responsable cuando acusa a algún periodista de corrupto, por lo que le pueden pedir comprobarlo. También dijo que se sintió una “soldada verdadera” del salinismo y que ahora se considera una “apóstol de la 4T”.

En una conversación con Marco Levario Turcott, director de etcétera, y en el contexto del ataque del presidente contra Azucena Uresti, Armendáriz hizo una serie de consideraciones acerca del periodismo, un cuarto poder que, cuando desinforma, es como si fuera “una monja en un prostíbulo”, afirmó.

Cuestionada acerca de las acusaciones que el presidente ha hecho de corrupción a periodistas como Carlos Loret de Mola y Carmen Aristegui, la legisladora refirió incluso su propio caso para mostrar la irresponsabilidad en que se incurre cuando son lanzadas: “El presidente, no siento que sea algo verdaderamente responsable. Así como yo me quejo de la irresponsabilidad ciudadana cuando dicen ‘Patricia Armendáriz es una corrupta’, igual que el presidente diga ‘Carmen Aristegui es una corrupta’”.

Armendáriz opinó que, efectivamente, cuando emite acusaciones al presidente se le debe pedir que lo compruebe: “Si el presidente llamó corrupto a alguien, por ejemplo, si es Carmen (no lo vi), tiene todo el derecho de decirle al presidente ‘pues pruébalo’, y el presidente tiene la obligación, como cualquier ciudadano”.

“Si el presidente como ciudadano (olvídate de su poder, púlpito, lo que sea) sale a las redes sociales y dice ‘fulanito es un corrupto’, Carmen tiene toda la obligación de decir: ‘Presidente, haz favor de probarme esto’ (…) O sea, denunciarlo y decir: ‘Ese señor está dañando mi moral, una moral que he defendido toda mi vida”, añadió.

Sin embargo, explicó que no fue el caso de Azucena Uresti, quien criticó la protección de las instalaciones de Palacio Nacional como un acto de defensa innecesario. Añadió que ante eso, López Obrador “a veces con su carácter jocoso, dijo: ‘También Milenio, desde donde ella estaba transmitiendo, nos pidieran que también lo protegiéramos’. Y es su obligación de la Guardia Nacional proteger todo esto”. Y remató: “Yo, la verdad, no vi ninguna agresión, neta”.

Sobre la aseveración de López Obrador de que “la señora no nos quiere” (en referencia a Uresti) y que su medio responde a grupos de intereses creados, Armendáriz dijo que eso ha dicho de Reforma y de otros periodistas, y señaló que “tienen su derecho de que ideológicamente no están de acuerdo, pero entonces nada más informan lo malo y no lo bueno del presidente, y me da la impresión de que el presidente ya se la tomó personal y les contesta tiro por viaje. No estoy de acuerdo porque distrae muchísimo el carácter informativo del presidente, pero pues está como reviviendo o tratando de dirimir lo que pasó con Madero, cuando era obvio que también un periodismo más conservador, digamos, pues se le echó encima, y es lo que yo estoy viendo acá.

A la acusación del presidente contra Uresti, Armendáriz prefirió otorgarle un tono más bien ideológico: “Dio un aspecto cualitativo de decir que pertenece a un grupo ideológico que representa intereses económicos. Yo no siento que sea un insulto a la moral de Azucena o de cualquier otra persona que el presidente diga ‘pertenece a un grupo’. O sea, yo pertenezco a Morena, y si alguien dice: ‘Perteneces a un grupo de intereses diferentes a los míos’, ¿a poco le voy a salir a decir ‘pruébamelo’?. Digo, es un concepto, pero no es un insulto ni un daño a la moral”.

En esa misma dirección la legisladora mencionó que hay lo que denominó “periodismo conservador”, “no necesariamente pagado por ningunas empresas ni nada, pero la verdad sí es un fenómeno a veces que cansa mucho que te estén insultando todo el tiempo o nada más contando las cosas malas”.

También fue muy crítica con Carlos Pozos Lord Molécula, de quien dijo que no creía que fuera periodista: “Es un señor que está un poco sesgado en cuanto a alabanzas al presidente. No me consta que las cosas que dice allí son desvíos de la información, pero sí son adulaciones que no van al caso, o preguntas muy cargadas para que el presidente se luzca. Yo creo que el presidente lo tiene allí para que eso suceda”.

En otro tema, Armendáriz recordó su trayectoria en el servicio público y su trabajo con los presidentes Carlos Salinas de Gortari y Ernesto Zedillo, así como sus aspiraciones legislativas con el PAN.

“Yo he sido siempre una funcionaria pública latente o en acción; o sea, trabajé con el presidente Salinas, con el presidente Zedillo, quise ser diputada por el Partido Acción Nacional para legislar, y en todos los casos he servido a una causa. En el caso del presidente Salinas, estaba yo totalmente a favor de la privatización de las empresas gordas de México, de la apertura del Tratado de Libre Comercio, y para mí eso era como un apostolado proliberal, y todos los funcionarios públicos que estábamos con él teníamos esa convicción (…) Yo me sentía una soldada verdadera”.

Finalmente se refirió a lo que llamó “doctrina” de López Obrador y a su papel en ella: “Es una especie de vuelta al poder del Estado en cuestiones de desarrollo y de equidad. Entonces sí soy una apóstol de la 4T”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password