Amenaza AMLO con impulsar “renovación” del INE para que no lo controle “la oligarquía”

El presidente Andrés Manuel López Obrador volvió a la carga en sus señalamientos en contra del Instituto Nacional Electoral, advirtiendo que en el 2022 impulsará una reforma constitucional que haga que dicho instituto sea, según él, “verdaderamente independiente”, puesto que ahora lo controla “la oligarquía”.

En su conferencia de prensa de este 15 de junio, el presidente abordó de nuevo el tema que le ha ocupado estos últimos días: las reformas constitucionales que va a impulsar, a pesar de que su partido no cuenta con la mayoría calificada en la Cámara de Diputados.

Como parte de su animadversión contra el INE y su afán de colocar en la opinión pública la impresión de que su partido conserva suficiente poder en el Congreso de la Unión como para reformar la Constitución, este martes dijo que tiene pendientes tres grandes reformas: a la CFE, para que vuelva a ser monopolio, a la Guardia Nacional y al INE.

Sobre el órgano electoral ya no dijo, como antes de las elecciones, que buscará desaparecerlo, pero sí afirmó que buscará que se renueve para que sea “verdaderamente independiente”, ya que ahora no lo es, puesto que los consejeros electorales son nombrados por los partidos, está vinculado a intereses creados y es controlado “por la oligarquía”.

Sobre los consejeros dijo que “resulta que son los partidos los que los nombran: tres un partido de los de antes y tres otro partido de los de antes, y así está. Entonces, tenemos que buscar la forma, que de verdad sean ciudadanos honestos y demócratas, que no estén controlados por el Ejecutivo, el presidente, pero tampoco por los grupos de intereses creados, que no los controle la oligarquía, que el amo sea el pueblo, los ciudadanos y que actúen de manera recta, con imparcialidad”.

Es de señalar que el discurso del presidente ha variado, pues si bien antes de las elecciones aseguraba casi cada día que el INE avalaba fraudes electorales, luego de la jornada del 6 de junio, en que Morena ganó 11 de 15 gubernaturas y un buen número de diputaciones federales, AMLO no ha vuelto a hablar de fraude.

Así, llevó sus diatribas al ámbito de la supuesta falta de independencia de los consejeros electorales, puesto que son nombrados por los partidos. Lo que AMLO no señaló es que esa prerrogativa también beneficia a Morena y que, si así se hace, es porque la ley electoral, aprobada por los propios partidos políticos en pasadas Legislaturas así lo indica. Es decir, tal funcionamiento no fue estructurado por el propio INE.

No es la primera vez que AMLO habla de una reforma que afecte al INE. En abril pasado señaló que buscaría cambiar la ley para que sí fuera confiable y  no saliera tan caro. Ya se sabe que una de las obsesiones del presidente es la austeridad, que le ha llevado incluso a ahorrar en compras de medicamentos para niños con cáncer.

Este martes habló de las tres reformas que más le preocupan.

“¿Qué nos queda? Tres reformas constitucionales. Tengo la obligación de presentarlas porque considero que son necesarias y buenas para la población. Una, que se fortalezca a la CFE, porque durante el periodo neoliberal apostaron a destruir a la CFE para dejarle el mercado de la industria eléctrica a los particulares que se apoderaron de México. Era nuestro país como una tierra de conquista y esto afectó a los usuarios, a los consumidores, al pueblo, porque aumentaban y aumentaban los precios de la luz, mientras daban subsidios a las empresas particulares”.

Dijo que buscará que la CFE domine el 54% del mercado y agregó que ese fortalecimiento beneficiará a la “clase media” y a los más pobres. “Entonces, necesitamos una reforma para que no paguen más por la luz los usuarios domésticos, los pobres, los integrantes de la clase media”.

Así, AMLO buscó conciliar de manera torpe con el sector medio, al que se ha dedicado a insultar por no haber votado mayoritariamente por su partido en la Ciudad de México, en donde Morena perdió 10 de 16 alcaldías, quedando en sus manos sólo las zonas que, según AMLO, están habitadas por “los humildes” que sí están conscientes de que la verdadera transformación del país está con su gobierno y su partido.

La tercera reforma consistiría en que la Guardia Nacional pase a ser manejada por la Secretaría de la Defensa Nacional, para que “no se eche a perder” como ocurrió en su momento con la Policía Federal, dijo.

“Vamos a proponer en su momento que forme parte de la Sedena como existe la Fuerza Aérea, de la Defensa, una rama… porque también no quiero quedarme con la responsabilidad de no haber propuesto las cosas que considero convienen al país”.

De consolidarse esta última reforma, crecería aún más el poder que este gobierno ha dado a la Sedena, que ya tiene atribuciones inéditas en la historia moderna de México. Actualmente no solo construye un aeropuerto civil, sino que dirige la construcción del Tren Maya, de miles de sucursales bancarias gubernamentales y controla puertos y aduanas, sino que también será propietaria de los beneficios que genere el Tren Maya y es dueña del fideicomiso con más recursos de todas las dependencias federales.

*ofv

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password