AMLO: el outsourcing, de coyotes; su gobierno usa ese esquema

LOPEZOBRADOR.ORG.MX

Pese a que el presidente Andrés Manuel López Obrador se ha pronunciado contra el outsourcing, importantes dependencias de su gobierno ha recurrido a ese tipo de contratación, en el que ha gastado unos 5 mil millones de pesos, según una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

En el reportaje “Critica AMLO outsourcing… pero su gobierno paga 5 mil millones de pesos a outsourceras”, de Raúl Olmos, se muestra que importantes dependencias del gobierno federal recurren a esa forma de contratación, como las secretarías de Bienestar, de Hacienda y Crédito Público (SHCP), de Economía, de Relaciones Exteriores, de Marina, de la Defensa Nacional, de Cultura y de Educación Pública (SEP), así como en los bancos  nacionales de Comercio Exterior y de Obras y Servicios Públicos, Nacional Financiera, el Instituto Nacional para la Educación de los Adultos y algunos centros de investigación.

La investigación periodística halló más de 50 contratos que en los dos primeros años dependencias del gobierno federal han otorgado a empresas de outsourcing por cerca de 5 mil millones de pesos. En 2019 esos contratos alcanzaron los 3 mil millones de pesos (algunos con una cobertura mayor a un año) mientras que en el presente año van casi 2 mil millones.

En la contratación de empresas de outsourcing destaca el Banco del Bienestar, que ha establecido contratos por más de 870 millones entre el año pasado y el actual.

Le sigue la SHCP, que por un contrato de outsourcing entre agosto de 2019 y diciembre de 2020 pagará 670 millones por personal para programas sociales, mientras que la SEP no le va tan a la zaga con 427 millones.

Apenas ayer en su conferencia de prensa López Obrador, cuestionado sobre el outsourcing, dijo que “hay muchos empresarios responsables, pero hay otros -y en sentido estricto ni siquiera son empresarios: son coyotes, traficantes de influencia- que abusan de todos estos mecanismos de contratación de trabajadores y se afecta a los trabajadores”.

Culpó de ello a las reformas estructurales, de la laboral, “que no se hicieron pensando en beneficiar a los trabajadores, no se hicieron pensando en beneficiar al pueblo; se hicieron pensando en beneficiar a un grupo, a una minoría”.

Como se ha insistido, en muchos programas y fideicomisos el presidente ha insistido en dar los recursos de forma directa, sin intermediarios. Sobre el outsourcing dijo ayer: “Estas oficinas que operan esas nóminas ganan muchísimo dinero; se fueron creando estos grupos de intermediarios, de ‘coyotes’, en los últimos tiempos”. Y, sin embargo y contra su política de entrega directa de recursos, su gobierno ha empleado ese esquema.

Añadió que el outsourcing “va también de la mano de la facturación falsa, de las facturas falsas. Entonces, queremos poner orden”.

Sin embargo, como muestra el reportaje de MCCI, desde el propio gobierno se ha justificado el outsourcing, como ocurre con un contrato del Banco de Bienestar, que dice lo siguiente: “Se considera plenamente justificada la necesidad de llevar a cabo la contratación de los servicios técnicos y administrativos por outsourcing, ya que al no contar con dichos servicios, el impacto negativo en lo social, económico y financiero sería muy alto, aunado a que podría traer como consecuencia la falta de credibilidad en el actual gobierno, ya que uno de sus principales ejes rectores es la entrega de recursos de programas sociales”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password