Al intentar defender a Carmelina Esquer, AMLO mintió al decir que compró “un modesto departamento”

De su ronco pecho, Andrés Manuel López Obrador se adelantó a la pregunta de los medios de comunicación y sin mediar pregunta en la conferencia de prensa “mañanera” de este viernes, intentó defender a la flamante directora de Pemex Procurement International (PPI), Carmelina Esquer Camacho, quien ahora se sabe, a finales del 2020 adquirió una residencia en Houston, Texas, valuada en más de 8 millones de pesos.

En su afán de pretender justificar a la hija de Alejandro Esquer Verdugo, su secretario particular, el mandatario federal mintió al decir que se trata de un “departamento muy modesto”, cuando Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, así como el periódico Reforma, demostraron que se trata de una lujosa residencia de más de 869 metros cuadrados en la cual podrían caber 19 casas de interés social del Infonavit de  6 x 6 metros.

Cobra relevancia aquel adagio de “justificación no pedida, culpabilidad manifiesta”, pues sin ser inquirido por reporteros, el tabasqueño dejó los temas del Estado para referirse a la investigación de Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) en la que se asegura que la funcionaria adquirió dicha propiedad través de un crédito hipotecario que consiguió en los Estados Unidos, justificando ingresos mensuales superiores a los 300 mil pesos.

Fiel a su costumbre de que a “los suyos” no se les toca ni con el pétalo de una rosa, AMLO criticó la difusión del caso y lo comparó con el escándalo sobre la casa que rentó la esposa de su hijo mayor, José Ramón López Beltrán, a un ejecutivo de la empresa Baker Hughes, la quinta proveedora más importante de Pemex.

Con el rostro descompuesto que le caracteriza cada que se tocan temas relacionados con posibles actos de corrupción en el que estarían involucrados personajes de su círculo cercano y familiares, insistió en culpar a los medios de comunicación de orquestar escándalos por la evolución patrimonial de sus colaboradores y en cambio no se cuestionan los bienes inmuebles adquiridos por periodistas, como en el caso de Carlos Loret de Mola.

“Ahora sale lo de una hija de Alejandro Esquer. Y como estoy aquí en su pueblo, lo menciono: es una gente de primera. Alejandro, es mi secretario particular, y su hija estudió y tiene un trabajo en Houston y compró una casa, un departamento, pero modesto”, dijo.

“Un poco lo de Loret de Mola, lo de mi hijo ¿no? Rentaron una casa, la esposa, y un escándalo tremendo y resulta que Loret tiene 12 departamentos, tiene una residencia de cuatro hectáreas den Valle de Bravo, tiene un departamento, que está en Polanco, en el edificio más lujoso de la Ciudad de México, estamos hablando de 40, 50 millones de pesos”.

MCCI informó que viernes que entes de comprar la casa, Esquer Camacho contaba con un departamento de 88 metros cuadrados que adquirió de contado, en abril de 2017, por poco más de 2 millones de pesos, mismo que reportó en su declaración patrimonial.

No obstante,  la residencia que ahora habita está ubicada en The Cove, una exclusiva sección del fraccionamiento Grand Oaks, de reciente construcción, al oeste de Houston. La zona tiene amplias áreas verdes y un lago artificial.

Sitios inmobiliarios, como Realtor, Zillow y Redfin, fijan el valor comercial de la casa entre los 404 mil y los 431 mil dólares. “El modesto departamento” –según López Obrador- tiene cuatro habitaciones, tres baños y medio, cocina abierta, estancia, cuarto de juegos y patio trasero.

El presidente reviró y enfocó sus críticas contra comunicadores que han cuestionado sus posturas o publicado información sobre la evolución patrimonial de su familia y de los integrantes de su equipo.

“Lo que mencionábamos de los periodistas del REFORMA, de este señor (Jorge) Ramos. Lo decíamos hace unos días y lo puedo volver a decir ahora, gana más Ramos que todos nosotros. Gana 20 millones de pesos mensuales, claro que no nos ve con buenos ojos, si sacamos la cuenta de cuánto ganamos aquí, a lo mejor no le llegamos todos, incluyendo los compañeros camarógrafos si todos, no le llegamos”… Entonces, que me diga el señor Junco, el dueño del REFORMA si no tiene propiedades en Houston, en Texas”.

Según MMCI, Pemex Procurement International (PPI) mantiene en secreto su nómina y los contratos multimillonarios que ha suscrito con compañías como Baker Hughes y Vitol.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password