AMLO mantiene línea de seguridad de Peña y Calderón; el Ejército permanecerá en las calles

Cuartoscuro

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, presentó hoy el Plan Nacional de Paz y Seguridad 2018-2024, en el que destacó su énfasis en el desarrollo económico y social, su propuesta de Guardia Nacional y la división del país en 266 coordinaciones regionales.

Sobre el primer aspecto dijo que se parte del criterio de atender, antes que nada, lo económico y lo social, las necesidades de los mexicanos. La idea es que la paz y la tranquilidad son frutos de la justicia, que no se puede enfrentar la violencia con la violencia. “Al mal hay que enfrentarlo haciendo el bien”, expresó el futuro mandatario.

Así, lo principal es mejorar las condiciones de vida y de trabajo, buscar el bienestar material, y al mismo tiempo el bienestar del alma, “el fortalecimiento de los valores morales, culturales y espirituales”.

De esa forma, comentó, el 80% del plan de seguridad es atender las causas de la inseguridad y de la violencia.

También resaltó el papel de la familia mexicana, en la que hay mucha solidaridad y a la que llamó “la mejor institución de seguridad social que existe en el país”. Incluso criticó que la izquierda ha dejado en las manos de la derecha el tema familiar.

López Obrador también puso énfasis en la atención a los jóvenes, a quienes se les ha dado la espalda y se les ha llamado “ninis” pero sin darles opciones. A ellos, afirmó, “se les va a garantizar el derecho a la educación y al trabajo”, por lo cual al programa Jóvenes construyendo el futuro se destinarán 100 mil millones de pesos.

Señaló que no es posible que tengamos 80 homicidios diarios en el país, y que se procurará que no haya asesinatos, robos, secuestros y otros delitos.

Su apuesta principal para reorganizar las fuerzas dedicadas a la seguridad es la creación de la Guardia Nacional. Esto se debe a que, según dijo el político tabasqueño, actualmente sólo se cuenta de manera formal con las policías federal, ministeriales, estatales y municipales, “pero hay mucha descomposición en estos cuerpos policiales”. Y acusó falta de profesionalismo e integridad.

Recordó que el concepto de Guardia Nacional tiene una larga historia en el país: actuó entre 1847 y 1848 con la intervención estadounidense, y tiene sus antecedentes en la Constitución de 1857 y se volvió a establecer en la de 1917.

Aun con esos antecedentes, reconoció que deben hacerse adecuaciones al marco legal, y se hará con transparencia y poniéndolas a consideración de ciudadanos y legisladores. Así, para evitar la simulación en la creación de la Guardia Nacional, apuntó que hay que hacer una reforma constitucional.

Asimismo, anunció la creación de 266 coordinaciones territoriales en el país; el año próximo se iniciará con 150, en 2020 se llegará a las 200 para tener el total en 2021, para lo cual se requiere de 120 mil a 150 mil efectivos.

También anunció que se le dará un giro gradual al Ejército para que no sólo siga atendiendo lo relacionado con la defensa nacional, sino que ayude a la seguridad pública y a la seguridad interior.

Se comprometió a respetar los derechos humanos, y prometió que nunca dará la orden de que las fuerzas armadas sean utilizadas para reprimir al pueblo de México.

Finalmente, agradeció al equipo que ayudó en la elaboración del plan: Alfonso Durazo, Olga Sánchez Cordero, Luis Cresencio Sandoval, Alejandro Gertz Manero, Marcelo Ebrard, Juan Ramón de la Fuente, Audomaro Martínez, Pedro Miguel, Alejandro Encinas, Julio Scherer y Lázaro Cárdenas Batel.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password