AMLO “macanea” recursos: va por nuevo estadio de beisbol en Tepic

Cuartoscuro

El gobernador de Nayarit, el morenista Miguel Ángel Navarro Quintero, informó que el presidente Andrés Manuel López Obrador autorizó la construcción de un estadio de beisbol, su deporte favorito, en Tepic.

Mediante su cuenta de Twitter, Navarro Quintero hizo público otro proyecto deportivo respaldado por el Ejecutivo federal: la construcción de un nuevo estadio de beisbol en la capital de Nayarit, con capacidad para 8 mil personas. Sin embargo, no especificó de cuánto será la inversión, sino solo que los recursos fueron aprobados por López Obrador.

Dio algunos indicios sobre esa obra: que se buscará la reconstrucción del estadio Nicolás Álvarez Ortega. “con una posible mejora de la avenida Jacarandas”. También anotó: “El espacio será rehabilitado y buscaremos trasladar los árboles a una nueva Alameda de los Abuelas y Abuelos, previo diálogo con los grupos ambientalistas”.

Debe recordarse que el beisbol, de raigambre estadounidense, es el deporte favorito de López Obrador, tanto que Presidencia cuenta con una oficina dedicada a su promoción, Probeis. Asimismo, intercambió cordialmente bates con uno de los presidentes estadounidenses más antimexicanos, Donald Trump.

El presidente en ocasiones se da tiempo para ir a “macanear”, como él dice. Además, en Palacio Nacional, en donde no ha recibido a familiares de víctimas de la violencia, por ejemplo, sí lo ha hecho con directivos y jugadores de tal deporte.

 

Asimismo, el presidente y su gobierno han impulsado más obras vinculadas con el beisbol: en julio de 2021 la Secretaría de Desarrollo Territorial y Urbano (Sedatu) anunció 178 millones de pesos para el estadio Centenario 27 de febrero, en Villahermosa, Tabasco.

En enero de 2021, un reportaje de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad reveló que la Sedatu gastaría 89 millones de pesos en remodelar el estadio de beisbol del equipo Guacamayas, del que es presidente Pío López Obrador, en Palenque.

El gobierno federal, a través de Banobras, adquirió, en abril de 2020, en plena pandemia, el estadio de beisbol Héctor Espino, en Hermosillo, Sonora. La operación fue por 511 millones 690 mil pesos. Ese mismo mes, la Sedatu presumió la conclusión de un estadio en San Luis Río Colorado, en la misma entidad, con una inversión de 57 millones 906 mil pesos.

En 2019, el gobierno federal contribuyó con 65 millones de pesos para la remodelación del estadio Francisco Carranza Limón, en Guasave, Sinaloa. Tras esa obra quien obtuvo el permiso para explotar el coso fue Alfredo Aramburo Nájar, quien era asesor externo de Probeis.

Fue justamente en un estadio de béisbol donde López Obrador pasó uno de los tragos más amargos de su gobierno: en marzo de 2019, en la inauguración del estadio Alfredo Harp Helú, sede de los Diablos Rojos capitalinos, el presidente tuvo que soportar una gran rechifla del público, en la que fue una de las primeras muestras de repudio que ha recibido.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password