Estadía de AMLO en Palacio Nacional cuesta 6 millones mensuales; 600 veces más de la renta que su hijo paga en Houston

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, no mintió cuando aseguró que él no pagaría 100 mil pesos de renta, como sí lo hace su hijo José Ramón por la casa gris . En realidad, el mandatario no paga un solo peso; por el contrario, su hospedaje en Palacio Nacional nos cuesta a los mexicanos más de 6 millones de pesos mensuales, es decir, 600 veces más de lo que vástago gasta por su arrendamiento en Houston

De acuerdo con información recopilada por Etcétera a través de datos abiertos, los impuestos de los mexicanos pagarán cerca de 500 millones de pesos por los 5 años y 10 meses de estancia en su nueva residencia del Zócalo capitalino.

Tan sólo por consumo de electricidad cada mes se pagan más de 250 mil pesos de servicio, es decir, 2.5 veces el costo de la rente de la casa gris, mientras que por consumo de agua se erogan 348 mil pesos bimestrales (174 mil mensuales), esto equivale a pagar 1.7 por el arrendamiento de la casa gris.

Como parte del discurso que el mandatario ha utilizado para según él terminar con los lujos y excesos en el gobierno federal, Andrés Manuel López Obrador decidió vivir en Palacio Nacional y no en la Residencia Oficial de Los Pinos, como lo habían hecho sus últimos 14 antecesores. El hecho, dijo, obedeció a que el funcionario público tiene que vivir en la “justa medianía”. Sin embargo, ¿Es realmente austero vivir en Palacio Nacional, el edificio público más importante del país?

De acuerdo con la Plataforma Nacional de Transparencia, el Palacio Nacional ubicado en el número 15 de la Plaza de la Constitución, otrora casa de Moctezuma y de Hernán Cortés, tiene un valor catastral de mil 272 millones 952 mil 932 pesos, es decir, es hoy hoy la “casa habitación” más costosa del país. 

Esta cantidad es superior al presupuesto de 905 millones 335 mil 647 pesos, que recibió el año pasado el Instituto Nacional de Acceso a la Información y Protección de Datos Personales, el cual, por cierto, pretende desaparecer el primer mandatario.

Si bien es cierto que Andrés Manuel López Obrador, su esposa y su hijo Jesús Ernesto, viven en un departamento dentro de Palacio Nacional, diversas instalaciones del recinto histórico son utilizadas por ellos.

Beatriz Gutiérrez Muller pasea constantemente por los jardines de Palacio Nacional. Incluso el primero de enero del año pasado, la pareja presidencial subió un video plantando un árbol en el jardín Nezahualcóyotl.

Desde luego que es un “lujo republicano” vivir en Palacio Nacional, con su historia y su ayer impregnado en todos y cada uno de sus espacios, salones, recámaras y recovecos, que abarcan los 40 mil metros cuadrados de edificación.

Y cuya construcción inició en 1522 y concluyó en 1526, y al principio fue la casa de Cortés, Palacio Virreinal, Palacio Imperial y la sede del Poder Ejecutivo Federal y Residencia Oficial del presidente.

Con la presencia de Hernán Cortés, de los virreyes de la Nueva España, de Maximiliano de Habsburgo, Agustín de Iturbide, Porfirio Díaz, entre otros ocupantes. Y desde luego… Benito Juárez.

Y en junio de 1963 los franceses ocuparon Palacio Nacional, de 1863 a 1867.

Durante la guerra entre México y Estados Unidos, después de la toma del último reducto que protegía la ciudad en el Castillo de Chapultepec, el 14 de septiembre de 1847, el ejército estadounidense entró a la plaza principal de Ciudad de México e izó su bandera en el Palacio Nacional en señal de victoria. Y por instrucción del general Winfield Scott, se respetó Palacio Nacional. El último presidente que había usado de residencia a Palacio Nacional fue Manuel González.

De acuerdo con una solicitud de información pública ingresada a través de la Plataforma Nacional sobre los gastos en Palacio Nacional con folio 0210000034520 correspondiente al año 2019, cada mes, en Palacio Nacional se erogan seis millones de pesos en nóminas, consumo de energía eléctrica y agua, necesarios para que el presidente Andrés Manuel López Obrador pueda realizar sus funciones como Jefe de Estado.

Todo lo anterior, sin considera que entre 2019 y 2020, el presidente Andrés Manuel López Obrador, hizo importantes remodelaciones en el que ahora es su hogar, y en que tenía unos 135 años que no se usaba como residencia oficial de algún presidente, el Palacio Nacional, ubicado en el corazón del Centro Histórico de la Ciudad de México.

Según algunos contratos, López Obrador mandó a cambiar los parasoles de todas las ventanas de Palacio Nacional: 63 carpas repelentes al agua de lluvia para los balcones del hogar de AMLO y su familia. Alfombras, nuevos muros y un óleo de Lázaro Cárdenas: AMLO gastó nueve millones para remodelar Palacio Nacional. Una investigación reveló que el presidente le dio su toque personal al histórico inmueble.

Desde que asumió la Presidencia, López Obrador cumplió su promesa de campaña de no vivir en la Residencia Oficial de Los Pinos, (a la cual convirtió en un centro cultural) como tradicionalmente habían hecho sus antecesores, sino en el recinto ubicado en el Zócalo de la Ciudad de México.

Para que López Obrador pueda vivir y trabajar en Palacio Nacional, el Gobierno federal gasta en promedio 250 mil pesos en electricidad cada mes y 348 mil pesos en agua cada bimestre (lo que significa 174 mil pesos mensuales).Al gasto en servicios se suma el sueldo de 147 trabajadores de confianza entre jefes de unidad, directores, subdirectores, personal de enlace y operativo que apoya al presidente en sus funciones. Sus salarios suman al mes 5.6 millones de pesos.

El oficio de respuesta a la solicitud de información, firmado por Juan Carlos Guerrero Torres, director de Análisis Jurídico de Gestión Documental, precisa que “la Oficina de la Presidencia de la República (OPR), se conforma por una estructura ocupacional y no organizacional, por lo que no cuenta con un catálogo de funciones y por lo tanto no le aplica el Servicio Profesional de Carrera, ya que se integra por trabajadores de confianza”.

Entre los 147 servidores públicos que laboran en Palacio Nacional se encuentra el propio López Obrador, un funcionario con nivel salarial de secretario de Estado (el titular de Hacienda), siete con nivel de subsecretario, cinco jefes de unidad, tres directores generales y 11 directores de área.

Las remuneraciones brutas de estos funcionarios oscilan de los 60 mil y los 155 mil pesos mensuales, siendo el más alto el del presidente de la República.

De esta manera, la burocracia de Palacio Nacional también incluye a 29 subdirectores con nóminas que van de los 31 mil a los casi 44 mil pesos mensuales antes de impuestos; 15 jefes de departamento, con salarios que oscilan entre 20 y 28 mil pesos brutos y 24 funcionarios que fungen como personal de enlace.

Completan la lista 51 trabajadores operativos que son los que tienen las remuneraciones más bajas: de entre nueve mil 700 y 10 mil 800 pesos brutos al mes indican los datos entregados por la Oficina de la Presidencia de la República vía transparencia.

Mediante dicha solicitud también se pidió el número de personas que viven en Palacio Nacional, pero la Presidencia omitió responder. Tampoco mencionó a la familia del presidente.

Desde el 22 de julio de 2019, López Obrador se mudó a Palacio Nacional en un departamento que mandó construir el expresidente Felipe Calderón y que también ocupó ocasionalmente Enrique Peña Nieto durante su gestión.

Previo a la mudanza, el presidente explicó que su decisión fue para honrar a Benito Juárez, quien falleció en Palacio Nacional.

“Nosotros decidimos regresar a vivir, estar de nuevo, que el presidente y su familia vivan de nuevo en Palacio y tampoco en un espacio de lujo, es un timbre de orgullo, un honor vivir aquí en Palacio, donde vivió y murió Benito Juárez”, comentó el mandatario en un video difundido.

De acuerdo con el mandatario, este departamento de 300 metros cuadrados es ocupado por su esposa, Beatriz Gutiérrez Müller, y su hijo menor.

En su conferencia del 30 de julio del año de 2019, López Obrador presentó los planos del espacio que ocupa para dormir en tanto dura su mandato, el cual consta de tres recámaras, sala, comedor, estudio, cocina y baño. El departamento no invade la parte histórica del recinto, indicó el mandatario.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password