AMLO criminaliza la inversión y amenaza a opositores: WSJ

La mirada internacional nuevamente se enfoca en la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien de acuerdo con The Wall Street Journal (WSJ), es un mandatario que criminaliza la inversión y que amenaza con encarcelar a los legisladores de oposición que rechazaron su agenda energética, en especial la reforma eléctrica.

De acuerdo con la periodista de WSJ, Mary Anastasia O’Grady, mientras a Estados Unidos le interesa que México crezca más rápido y fortalezca sus instituciones democráticas, “a López Obrador no le importa el crecimiento y está tratando de derribar instituciones independientes porque se interponen en el camino de su poder para dictar la economía política. Los que no están de acuerdo con él son tildados de codiciosos y corruptos”, sostuvo.

En su artículo titulado “México criminaliza la inversión. El presidente López Obrador amenaza con encarcelar a los opositores a su agenda energética”, O´Grady refiere que el presidente Biden se reunió este viernes virtualmente con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, para conversar sobre temas bilaterales y regionales, según informó la Casa Blanca. “Dejando a un lado las tonterías diplomáticas, la prioridad de la llamada era clara: ambos presidentes están políticamente perjudicados por el desorden en la frontera sur de los EE. UU. y quieren que desaparezca”.

Mary Anastasia O’Grady, compara a Andrés López Obrador con el presidente Ruso Vladimir Putin, esto por “la reciente amenaza del presidente de encarcelar a sus oponentes políticos y enjuiciar a los inversores que no se suman a su agenda energética”. Y prosigue: “Es poco probable que esta matonería al estilo de Putin asegure condenas, pero las denuncias penales presentadas ante el fiscal general pueden resultar en años de investigación, acoso e incluso detención preventiva”.

La semana pasada, López Obrador anunció una iniciativa de reforma constitucional para poner fin a la independencia del organismo federal que dirige todas las elecciones en el país y del tribunal que resuelve las disputas electorales. La iniciativa también haría que todos los escaños de la Cámara de Diputados fueran elegidos por representación proporcional, un cambio que empoderaría a su partido Morena.

Para el WSJ, “no se espera que la iniciativa obtenga la mayoría necesaria de dos tercios de los votos en el Congreso para ser aprobada. Pero eso no es importante para AMLO, quien según las encuestas todavía tiene índices de aprobación superiores al 50%. Les está diciendo a sus seguidores que la democracia representativa de México está dirigida por una “mafia del poder” que les niega sus derechos. Según su narrativa, solo él puede proteger sus intereses. Si esta reforma electoral falla, fortalece su argumento”.

O´Grady revela que la izquierda llama a lo que AMLO califica como “democracia participativa”, pero en cambio es un coqueteo peligroso con el gobierno de la mafia.

En su artículo, la periodista recuerda que “cuando asumió el cargo en 2018, López Obrador prometió lograr una “cuarta transformación” irreversible de México, una visión utópica ambigua que parece requerir la centralización del poder político y el Estado como actor dominante en la economía. Con solo dos años y siete meses restantes en su mandato de seis años, se está quedando sin tiempo”.

Al respecto, consideró que la derrota del 17 de abril en el Congreso de las reformas constitucionales para revertir la apertura de los mercados energéticos de México… es un gran revés para AMLO. Esas reformas tenían como objetivo restaurar el poder de monopolio de la empresa petrolera estatal Petróleos Mexicanos, o Pemex, y de la estatal Comisión Federal de Electricidad, o CFE”.

Para la articulista de The Wall Street Journal, la decisión de la Cámara de Diputados a la reforma eléctrica de AMLO es el reflejo de que “los mexicanos no parecen ver un futuro en los monopolios energéticos estatales ineficientes y corruptos. Las reformas nunca contaron con el respaldo de las necesarias mayorías calificadas en el Congreso. Incluso Morena sabía que era una posibilidad remota, por lo que trató de reducir la cantidad de legisladores de la oposición que se presentarían a votar programando la sesión durante la Semana Santa y luego moviéndola abruptamente al Domingo de Resurrección. Partidarios aliados de Morena incluso intentaron armar una pillería para impedir físicamente a los legisladores de la oposición entrar a la cámara”.

El artículo de WSJ afirma que “AMLO y Morena están furiosos por la derrota. Al día siguiente de la votación, el presidente acusó de traición a los miembros del Congreso que se oponían a las reformas. Los miembros de su partido se han hecho eco del sentimiento, creando carteles de “se busca” de algunos congresistas disidentes en las redes sociales.

“Esto es absurdo, pero puede que no desaparezca. Hace una semana, el líder de Morena, Mario Delgado, propuso una “consulta popular” para determinar si los 223 congresistas que votaron en contra de la reforma deben ser juzgados por traición a la patria.

“El presidente recurrió a una ley de electricidad aprobada en el Congreso para tratar de hacer cumplir su agenda energética. La nueva ley obliga a las generadoras privadas a vender su energía a la CFE, lo que significa que fija los precios como un monopsonio. Los opositores dicen que no tan rápido.

“Siete de los 11 magistrados de la Corte Suprema votaron que la ley de electricidad es inconstitucional. Debido a que derribarlo habría requerido una mayoría de 8-3, se mantiene. Pero con la oposición de la mayoría del tribunal, los tribunales inferiores han emitido suspensiones en su contra mientras los inversores, muchos de ellos extranjeros, buscan recursos legales”.

Mary Anastasia O’Grady, asegura que López Obrador y Morena también están molestos por esto. “En una entrevista de marzo con La Jornada, el director general de CFE, Manuel Bartlett, dijo que podrían presentarse denuncias penales contra empresas españolas en la industria eléctrica. Traducción: renegocia tus contratos o enfrentan un Armagedón legal. Algunos analistas esperan que los inversores finalmente prevalezcan, pero eso no es un gran consuelo cuando el camino de aquí para allá es a través del barro”, señala.

Finalmente, advierte que “no hay forma de endulzar la realidad de que el gobierno mexicano, encabezado por López Obrador, practica la extorsión. Joe Biden, campeón de la democracia, podría querer tomar nota”.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password