AMLO se va contra Aristegui y Proceso por reportaje sobre sus hijos; son ‘hampa del periodismo’, no les tengo simpatía, afirma

Tras la publicación, en Proceso y Aristegui Noticias, de un reportaje que afirma que hay intereses empresariales de los hijos de Andrés Manuel López Obrador involucrados en el programa Sembrando Vida, el presidente la emprendió contra ambos medios, negando toda simpatía con ellos y afirmando que hacen periodismo en contra del pueblo.

“Nada más quiero aclarar que no es cierto lo que plantean en su reportaje y también aclarar que Proceso y Carmen Aristegui nunca han estado a favor de nuestro movimiento, ellos dicen que porque son independientes y yo sostengo que sí son independientes, pero independientes del pueblo”.

En respuesta, durante la mesa de análisis que realiza cada mañana, Aristegui afirmó que su espacio solo hace periodismo y como tal, no está “ni a favor ni en contra” del presidente, sino que se dedica a analizar toda clase de reportajes y datos que pudieran tener interés público.

Queda a juicio de la audiencia, dijo.

En su conferencia de este lunes 29, AMLO abordó el tema del reportaje Sembrando Vida y la fábrica de chocolates, de Tania Gómez y Sergio Rincón, que publicaron diversos medios, entre ellos Proceso y Carmen Aristegui Noticias.

“Sacaron un reportaje sobre un terreno que tienen mis hijos, heredado desde que vivía su mamá, es una herencia familiar, hicieron toda una investigación mentirosa, sin fundamentos para buscar mancharnos con la máxima del hampa del periodismo de que la calumnia cuando no mancha, tizna”, dijo, molesto.

En la introducción que Aristegui Noticias hace del reportaje se señala: “El cacao es el vínculo común entre el programa social del gobierno federal, el empresario Hugo Chávez Ayala y la finca propiedad de los hijos del Presidente, señala este reportaje auspiciado por CONNECTAS/ Plataforma Periodística para las Américas y publicado por diversos medios de comunicación en México”.

En síntesis, la investigación afirma que el director técnico del programa, Hugo Chávez es un empresario del cacao, que AMLO ordenó que se diera énfasis a la producción de cacao y que, coincidentemente, los hijos de AMLO crearon una fábrica de chocolates. Según el reportaje, todo es parte del mismo entramado.

Tal como acostumbra cuando en la prensa se le critica o expone, AMLO acudió al ataque ideológico en contra de ambos espacios informativos.

Dijo que ni Proceso ni Aristegui han hecho nunca “un periodismo a favor del pueblo”.

Agregó que muchas personas piensan que ambos medios son simpatizantes de la Cuarta Transformación, pero no es así.

“Nunca se han involucrado, nunca han hecho un periodismo a favor del pueblo, nada más dejarlo en claro porque luego hay confusión, se piensa que estos medios seudo objetivos, seudo progresistas, seudo independientes tienen vinculación con nosotros y no. Ellos están haciendo su trabajo, pero no tenemos identificación, no hay simpatías”, ni las había cuando vivía don Julio Scherer, afirmó.

Sobre Aristegui, recordó que ella escribe para Reforma, y por ende, “pertenece al grupo que apoya al bloque conservador”.

“Ahora es distinto, pero la gente pensaba que Carmen Aristegui era una periodista de vanguardia. Yo me quedaba callado por respeto, pero en el mismo movimiento nuestro era una especie de paladina de la libertad y yo tengo otra opinión”.

“Cuando nosotros estábamos en la oposición, me entrevistaba una vez cada seis meses y buscaba ponerme en entredicho, como buena periodista conservadora”.

Sobre Proceso, recordó, una vez más, una portada publicada en 2006 en “plena guerra sucia”, tal como llama él al periodo previo a su derrota electoral en ese año. Una portada “parecida a la campaña de ahora, de que soy autócrata, autoritario, dictador”.

“En aquel entonces la campaña de la portada de Proceso era ‘El Estado soy yo’, pero eso en la época de don Julio… si eso que estamos hablando de Proceso sucedía en ese tiempo del mejor periodista que había, pues imagínense ahora Proceso ¿cómo está?”.

La explicación de AMLO

Sobre lo que señala el reportaje acerca de sus hijos, dijo:

“Aclarar esto con todo respeto para que no quede ahí en la indefinición y decirles que el terreno que tienen mis hijos son 52 hectáreas, tienen 16 hectáreas cada uno. Se las entregó su abuelo, el papá de la mamá, por eso los chocolates se llaman “Rocío”, que era mi esposa, la mamá de mis hijos que falleció y desde entonces sembraron árboles maderables y luego sembraron cacao”.

“En el sexenio pasado les ofrecieron créditos, no los aceptaron, nunca se ha aceptado un apoyo del gobierno y no tiene nada qué ver con el programa Sembrando Vida; porque no he visto lo que dicen en la entrevista, pero me consultó Andrés, porque le mandaron así, al estilo del periodismo muy objetivo, le mandaron un cuestionario para que lo respondiera y le daban de plazo un día, tal hora ,y si no contestaba ya podían decir en el reportaje que fueron consultados, pero no respondieron”, criticó.

Añadió: “Había una pregunta en el sentido de que el programa Sembrando Vida había surgido de un agrónomo amigo de mis hijos que estuvo trabajando en el gobierno y que él fue el que creó el programa Sembrando Vida, pues no. Ese programa salió de aquí, de esta cabeza, como el programa de Adultos Mayores salió de aquí (se tocó el pecho), no está copiado de ningún lugar del mundo”.

Dijo para cerrar su explicación que “imagínense, de que con el programa Sembrando Vida se está fomentando en el caso de Tabasco, para que se produzca cacao y la fábrica de chocolates tenga materia prima. No se miden, pero es su conservadurismo, los saca de quicio”.

La respuesta de Aristegui

En su espacio de análisis de este lunes 29, Aristegui entrevistó a los autores del reportajes, quienes defendieron con solidez su metodología, desmintieron al presidente en el sentido de que no dieron suficiente tiempo de respuesta y afirmaron que no obtuvieron un posicionamiento de parte de la oficina de Presidencia.

Señalaron también haberse comunicado de manera reiterada con el empresario Hugo Chávez, para contar con su versión, pero no la obtuvieron.

Al terminar la plática con ellos, Aristegui habló de la “serie de valoraciones” que AMLO hizo sobre su trabajo y espacio de noticias, “particularmente a mi persona”.

“El presidente ha dicho que tanto Proceso como Aristegui nunca han hecho periodismo a favor del pueblo. Eso fue lo que escuché. Nunca han hecho periodismo a favor del pueblo. Pues digámosle al público que tenga su propia valoración acerca del trabajo de los periodistas”, dijo la conductora.

Agregó:

“Vuelvo a decir: en este espacio de periodismo, de información de noticias, que hemos desarrollado a lo largo de muchos, muchos años, en diferentes medios de comunicación, con diferentes capítulos bastante singulares… bueno, pues nos ha tocado vivir ¡de todo! …”

“Y en lo que corresponde al movimiento del presidente López Obrador y lo que acaba de decir él, sobre ‘que no haya confusiones, si se piensa que estos medios pseudo progresistas, pseudo objetivos, pseudo independientes, tienen vinculación con nosotros, y no’. Esa fue la frase del presidente. Y yo le vuelvo a decir al presidente que en este espacio, ciertamente, no estamos ni a favor ni en contra, en esta lógica que el presidente plantea”.

Justificó:

“Este espacio es simple y sencillamente un espacio de periodistas, en donde se tiene que hacer valer a la información. A las informaciones que se pueden discutir y se deben discutir y se puede desmenuzar un reportaje, se pueden revisar los datos que ofrece un reportaje. Los elementos que se ponen a la mesa de una sociedad, para que revise la propia sociedad al leer, al escuchar, al seguir de cerca el trabajo de los periodistas.

“Y pues tener la valoración que cada quien tenga sobre el alcance que pueda tener una publicación; la importancia que pueda tener el conjunto de datos, documentos, información que se puedan acercar a las personas que están interesadas en saber y conocer lo que sucede y, pues volvemos a decir “desde cualquier medio, periodismo en libertad”. Periodismo que requiera la apertura para aceptar los datos y elementos que pudieran generar el interés de la población respecto a temas como un programa tan importante como Sembrando Vida; la participación de un empresario cercano a la familia del presidente, y la actividad empresarial de los hijos del presidente, que por razones obvias merecen atención de quienes estamos siguiendo estas investigaciones y las presentamos en este espacio”.

Agregó: “Y yo le mandaría un último mensaje al presidente López Obrador: usted sabe que lo estimo, estimo su larga batalla por llegar a la presidencia de la República, pero ¡sereno, moreno! Lea el reportaje y ya luego platicamos. Y dígame usted si hay algo o no de qué preocuparse de la actividad empresarial de sus hijos”.

En redes sociales

El director de etcétera, Marco Levario Turcott afirmó que “Proceso y Aristegui apoyaron la campaña de AMLO a la presidencia y ahora, por un leve reportaje que alude a negocios turbios de su hijo, son atacados por él, aunque no los desmiente. Proceso y Aristegui son desterrados. Solo cabe gente como Lord Molécula”.

Hacia el mediodía del lunes, “Aristegui” ya era tendencia nacional en Twitter, alcanzando los 20 mil tuits.

Múltiples cuentas afines al gobierno la emprendieron contra la periodista y contra Proceso, acusándolos de mentir por haber publicado el mencionado reportaje.

Fueron comunes las comparaciones con Carlos Loret de Mola, el periodista más atacado por AMLO. “Proceso y Aristegui hacen un Loret”, fue un tuit destacado.

La cuenta “Tuitero Chairo” publicó:

“Con las calumnias contra Sembrando Vida y la familia del presidente queda claro que a la empleada de CNN y Reforma, Carmen Aristegui, le llegaron al precio hace mucho. ¿Apoco creen que tener a falsarios como José Ramón Cossío, Denise Dresser y Anabel Hernández es fortuito?”.

La cuenta a nombre de un Luis Ernesto García les llama “par de malandros”.

No faltó también la crítica disfrazada de aprobación, por parte de personas que señalaron que durante todo este sexenio Aristegui había estado callada.

https://twitter.com/josh_michelena/status/1465375133346975749?s=20

Una de las defensas más encendidas de la actitud del presidente la hizo el productor Epigmenio Ibarra, quien afirmó que AMLO no ataca a la prensa, sino ejerce su “derecho de réplica”.

“En una república democrática el presidente tiene derecho a decirle sus verdades a quienes mienten”.

Y dijo “que no exageren. No “atacó” AMLO a Proceso ni a Aristegui. Así como la revista y Carmen tomaron posición, hoy el presidente hizo lo mismo. Se acabó la simulación y “corrección política” imperante en el viejo régimen, que en público callaba y en privado compraba o censuraba”.

La periodista Laura Brugués señaló que en periodismo, “si el poder no está satisfecho contigo, es porque estás haciendo tu trabajo”.

*ofv

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password