Admite Sedena que aeropuerto de Santa Lucía generará problemas de abasto de agua; envía estudio de impacto ambiental a Semarnat

Foto: Cuartoscuro

En la manifestación de impacto ambiental que presentó sobre el proyecto aeroportuario en Santa Lucía, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) reconoció que habrá afectaciones en el suministro de agua potable toda vez que la base militar se asienta sobre un manto acuífero sobreexplotado.

En el documento, fechado el 15 de abril y enviado a la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), fue elaborado por el Instituto de Ingeniería de la UNAM, se señala también que por el incremento de la actividad aérea, se emitirán más contaminantes a la atmósfera. Asimismo, especifica que se para la obra se contempla un terreno de 2 mil 331 hectáreas, y para el desarrollo de la terminal aérea prevé la adquisición de otros predios aledaños.

De acuerdo con el reporte de La Jornada, el proyecto se ubicará en un área donde confluyen los municipios mexiquenses de Tecámac, Jaltenco, Nextlalpan, Zumpango y Tonanitla, mismos que serán receptores de los principales impactos ambientales por su vecindad y área de influencia directa.

Respecto a la problemática específica del agua potable, el informe establece que actualmente existen tres pozos en la base militar que son parte del acuífero Cuautitlán-Pachuca, del cual se extraerán 750 mil litros diariamente; detalló que está catalogado por la Comisión Nacional del Agua (Conagua) como sobrexplotado, dado que abastece no sólo a esa zona del Estado de México, sino también algunos puntos de Hidalgo y la Ciudad de México. Lo anterior significa que un porcentaje importante de la población se verá afectada en el suministro de agua como consecuencia del proyecto.

Si a lo anterior se agrega que para la fase de operación del aeropuerto se requerirán por lo menos de 6 millones de litros de agua diarios, que también se sacarán de dichos pozos, tendrá un efecto adverso significativo. Si bien apunta que el abasto de localidades aledañas se da por la red de agua potable, el volumen disponible es un problema frecuente, que suele agudizarse en la temporada de estiaje y genera disputas entre la población originaria y la de los fraccionamientos.

No obstante, el estudio indica que para resolver esta situación, se tiene proyectado construir una planta de tratamiento de aguas residuales y una red para captación y manejo de pluviales.

Los ciudadanos cuentan con 10 días hábiles a partir de la publicación del documento en la Gaceta Ecológica, a fin de solicitar una consulta pública sobre el proyecto. Este periodo que vence el 28 de abril. En tanto, la Semarnat dispone de 60 días para resolver si lo autoriza o requiere más información.

arg

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password