Activistas y senadores piden renuncia de Rosario Piedra a la CNDH

Cuartoscuro

Tras la toma de las oficinas de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), diversos grupos piden la renuncia de su titular, Rosario Piedra Ibarra. En el Senado piden su comparecencia urgente por diversas irregularidades en el organismo.

Yesenia Zamudio, líder del grupo Ni Una Menos, comentó que, debido a que Piedra Ibarra no ha dado respuesta a las demandas de las víctimas que reclaman una solución, debe presentar su renuncia.

Ante la actual situación lo correcto es que la presidenta de la CNDH renuncie, dijo la dirigente: “Que tenga tantita dignidad y que mejor se vaya; lo que ya se robó, ya se chingó, que se lo quede, pero que ya se largue y deje de estar fastidiando a las familias, principalmente a las víctimas”.

Zamudio también advirtió que el suyo y otros grupos ocuparán oficinas de la CNDH en otros lugares del país y serán convertidas en refugios para víctimas, las que, dijo, pueden resultar insuficientes para tantas familias.

Mientras tanto, seguía el vandalismo en la sede ocupada de la CNDH: acrílicos y materiales de papelería de la institución fueron quemados en la calle, a las afueras de su oficina.

Por otra parte, legisladores del PAN, PRI, PRD y Movimiento Ciudadano demandaron la urgente comparecencia de Piedra Ibarra en el Senado por diversas irregularidades en la CNDH, entre ellas la falta de respuestas a las víctimas, lo que dio origen a la toma de oficinas del organismo.

La exigencia de la comparecencia de Piedra Ibarra ante la Comisión de Derechos Humanos del Senado fue propuesta por la panista Kenia López Rabadán, quien en el documento respectivo señala las críticas que se le han hecho al desempeño de la funcionaria.

Entre los señalamientos que contra Piedra se exponen en el documento están la falta de recomendaciones en el tema sanitario, especialmente por la contingencia de Covid-19 y falta de medicamentos; falta de atención a víctimas, que provocó la toma de la instalación de la CNDH en la calle República de Cuba; el dispendio de recursos públicos en productos como cortes finos de carne, y el nombramiento de funcionarios que no cumplen con los requerimientos de ley.

López Rabadán, aun antes de la comparecencia si es que llega a realizarse, también mencionó que Piedra Ibarra, por “congruencia” y porque los mexicanos tienen la necesidad de una institución en la que haya certeza, debería dejar su cargo.

Otro senador, Emilio Álvarez Icaza (quien fue secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos), expresó que Piedra Ibarra debe renunciar a su cargo por dignidad.

Juan Zepeda coincidió en solicitar la dimisión de Piedra Ibarra, de quien dijo que “es una porrista del presidente de la República”. Expresó: “Ella debiera, en un acto congruente y digno, dejar ese espacio que a todas luces no ha desempeñado con las características necesarias. Debiera separarse y renunciar”.

Tanto Zepeda como Álvarez Icaza se mostraron indignados por el hallazgo de cortes fines de carne en el refrigerador de la sede de la CNDH mientras el discurso de Piedra Ibarra se pretende de austeridad.

Por su parte, el líder de la bancada de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, manifestó su apoyo a Piedra Ibarra frente a la exigencia de renuncia de la presidenta de la CNDH. Incluso dijo que se ofrecen como mediadores de buena fe entre las inconformes y la Comisión.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password