Ackerman equipara a periodistas con asesinos; es irresponsable y arriesga a la prensa: CPJ y RSF

Twitter

Tras el atentado contra Omar García Harfuch, titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, el conductor de televisión John Ackerman aprovechó para criminalizar otra vez a periodistas. El Comité para Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) y Reporteros Sin Fronteras (RSF) señalaron su irresponsabilidad y denunciaron que pone en riesgo a la prensa.

Apenas cuatro horas después del ataque contra el funcionario de seguridad, Ackerman mostró en su cuenta de Twitter imágenes de una cámara de seguridad donde se ve a los presuntos atacantes, y escribió lo siguiente: “Este video demuestra que el ataque contra @OHarfuch fue una acción coordinada del crimen organizado en contra del gobierno de @Claudiashein y la #4T. Los sicarios del narco son la contracara del sicariato mediático. Buscan desestabilizar a toda cosa”.

Posteriormente el Programa de las Américas del CPJ colocó el vínculo al tuit de Ackerman con el siguiente comentario: “El CPJ expresa su profunda preocupación por cualquier caracterización de las y los periodistas mexicanxs como ‘sicarios’. #México es uno de los países más violentos para la prensa al nivel mundial”.

El CPJ continuó su hilo en Twitter con el señalamiento de que decenas de periodistas mexicanos han sido asesinados por el crimen organizado, delitos cuya impunidad es de casi ciento por ciento.

La organización internacional continuó con la denuncia de la estigmatización que han sufrido los periodistas: “En #México, en diversas ocasiones durante los últimos años, periodistas han sido caracterizados como ‘sicarios’, incluso por parte de funcionarios públicos. Dicho lenguaje es irresponsable y expone aun más a la prensa en un contexto de incesante violencia e impunidad”.

RSF se unió a la condena de las expresiones de Ackerman: “#México @RSF_esp reprueba las expresiones irresponsables de @JohnMAckerman que ponen aún más en riesgo a medios y periodistas en uno de los países más peligrosos del mundo para la prensa”.

Posteriormente el locutor pretendió explicarse en un hilo de Twitter, donde expresó: “No se confundan. Los ‘sicarios mediáticos’ no son ‘periodistas críticos de la 4T’. ¿En qué cabeza cabe?

“Yo mismo soy periodista y respeto y defenderé la profesión hasta el final. Pero hay quienes se dedican a la calumnia y la desinformación. Y esta irresponsable práctica sí mata. Es una práctica que pone en riesgo miles de vidas, al llamar a ‘no hacerle caso’ a las autoridades sanitarias o al exhibir el domicilio de una destacada funcionaria que encabeza la lucha contra la corrupción, por ejemplo. Estas acciones temerarias desde los medios amenazan la integridad de las instituciones democráticas de la misma manera que el abominable atentado contra @OHarfuch . Buscan intimidar a funcionarios comprometidos con su labor y desestabilizar la #4T. Pero #NoPasarán”.

Los funcionarios siguen estigmatizando a periodistas. Hace apenas unos días, la esposa del locutor, Irma Eréndira Sandoval, titular de la Secretaría de la Función Pública, publicó un tuit a propósito de la información publicada por Carlos Loret de Mola acerca de las propiedades de la pareja. En su mensaje escribió: “No permitiré que los sicarios mediáticos manchen mi nombre ni el de mi familia. Esta lucha va en serio y hasta el final”.

Esa expresión provocó que Edison Lanza, relator especial para la Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, hiciera la siguiente aclaración, vía Twitter, a Sandoval: “Los funcionarios públicos que ejercen gobierno están sometidos a un escrutinio mayor que el ciudadano común. Al rendir cuentas tienen un deber de cuidado. Hablar de ‘sicarios mediáticos’ en #Mexico es estigmatizar con términos para nada felices”.

Pese a ese llamado de atención, Ackerman equipara a los periodistas con “los sicarios del narco”. Antes, el locutor de Canal 11 y de TV UNAM había llamado “irresponsable y criminal” al reportaje de Mario Gutiérrez Vega presentado por Loret de Mola.

Epigmenio Ibarra, documentalista del presidente Andrés Manuel López Obrador, también aprovechó el crimen contra García Harfuch, que ha costado tres vidas, para intentar alimentar su discurso de “golpismo” y “desestabilización”.

El productor de exitosas series sobre narcotráfico comentó en Twitter: “En el umbral de la visita a Washington un atentado con armas de guerra vs un funcionario policiaco del más alto nivel? El narco actúa coordinado con la derecha golpista. Realiza acciones de alto perfil mediático y político y hace así su aportación al plan de desestabilización”.

Sin embargo, la información aportada tanto por la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, como por el vocero de la Fiscalía General de Justicia capitalina, Ulises Lara López, indican nada de la coordinación aventurada por el productor de telenovelas.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password