Acallar críticos, misión de redes obradoristas en Twitter; ahora denuncian censura

Twitter

Mientras continúa la embestida de los seguidores de Andrés Manuel López Obrador contra Twitter, cabe recordar cómo ese sector ha utilizado esa red sociodigital para atacar y silenciar a quienes disienten del gobierno. Para ello se han organizado y hoy hasta se dan el lujo de reclamar censura.

A principios de enero de 2019 la cuenta de etcétera en Twitter fue suspendida por tercera ocasión sin mayor razón. Lo que entonces se adujo es que había sido por derechos de autor, por el vínculo a un grupo de rock. Entonces muchos usuarios de Twitter manifestaron su solidaridad con el medio, pero muchos de los que hoy reclaman censura por la suspensión de tres cuentas guardaron silencio si no es que hasta lo celebraron.

Después de aquel hecho Signa-Lab, del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), publicó un análisis sobre la acción de la llamada #RedAMLOVE, integrada y organizada por seguidores del presidente López Obrador. Entre las víctimas de sus ataque han estado etcétera y su director, Marco Levario Turcott.

De aquel estudio en etcétera fueron identificados tres bots, quienes habían calumniado y descalificado a colaboradores y materiales publicados por la publicación. Asimismo, hasta llegaron a justificar la suspensión de la cuenta de etcétera por, según ellos, contravenir las reglas de Twitter.

Respecto a troles, cuatro de ellos fueron lo que más atacaron a etcétera e incluso alguno hasta manifestó su esperanza de que fuera cancelada su cuenta.

Entonces Signa_Lab señaló que las agresiones de la red de seguidores de López Obrador buscaban inhibir las críticas contra López Obrador, pero que podrían tener otras consecuencias negativas: viciar la conversación pública, generar un respuesta en los mismos términos, además de provocar una imagen adversa de los seguidores del mandatario.

Posteriormente hubo otros análisis de cómo operan las fuerzas obradoristas en Twitter para respaldar el discurso y acciones del presidente. Así ocurrió, por ejemplo, cuando en el proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2019 se incluyeron recortes a las universidades, lo que levantó la inconformidad de varios rectores.

Entonces fue levantado en Twitter el hashtag #AuditoríaALasUniversidades, acompañado por un discurso de presunto mal uso y derroche en las instituciones de educación superior. Dos análisis de aquella oleada encontraron resultados muy interesantes sobre la forma de atacar en redes de los seguidores de López Obrador.

El primero de los análisis halló que de 34 mil 800 tuits sólo 12 por ciento fueron originales, y el resto fue por bots (60 por ciento), retuits de cuentas Spckpuppet y también de usuarios reales.

Otro muestreo encontró que de 28 mil 606 tuits, poco menos del 10 por ciento eran originales, mientras que el resto fueron retuits y amplificación.

Algo muy significativo fue que  cuando el presidente declaró que los recortes habían sido un error de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y que se corregiría, inmediatamente el hashtag y el reclamo desaparecieron de Twitter.

Antes, en abril de 2018, aún en la campaña electoral, también se involucró a los universitarios después de que apareciera una encuesta en la que decía que Ricardo Anaya tenía una pequeña ventaja sobre López Obrador.

Entonces apareció el hashtag #UniversitariosConAMLO, del que un análisis encontró que de 88 mil 618 tuits sólo poco menos de 10 por ciento fueron originales, mientras que el resto fueron retuits. De estos, 10.7 por ciento provinieron de cuentas con menos de 25 seguidores.

En los casos relacionados con las universidades tuvo un importante papel Damaris Hoyos quien fue dirigente de la Red Estudiantil por la Democracia y quien recientemente se registró en Morena como precandidata a una diputación federal por el Estado de México.

También durante la campaña electoral de 2018 un estudio de Albert-Lászlo Barabási mostró el porcentaje de bots que seguían a cada candidato presidencial: el número más alto era el de la cuenta de López Obrador, con 67.6 por ciento; le seguía José Antonio Meade con caso 60 por ciento, y Ricardo Anaya, con 49 por ciento.

Carmen Aristegui fue quien presentó este estudio, cuyos resultados negativos para López Obrador ocasionaron una campaña en su contra en Twitter.

Después de la asunción del poder de López Obrador sus bots y troles han seguido actuando, especialmente como #RedAMLOVE, para apoyar al presidente y a su gobierno, pero también para intentar silenciar a las voces críticas. Así los han acreditado otros estudios, especialmente de Signa-Lab.

Sin embargo, en un seguimiento que  Integralia Consultores ha realizado de las opiniones sobre López Obrador desde octubre de 2019, se observa que sólo en julio de 2020 han sido mayoritarias las positivas hacia el presidente, y en el resto han predominado las negativas.

La disputa por Twitter continuará, pero ahora los seguidores de Morena, azuzados por López Obrador, van ahora hasta contra esa red social por presunta censura.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password