En 2021 México tendrá una de las recuperaciones más débiles a nivel mundial; no crecerá más de 3.5%: Moody’s

Imagen: Pixabay

Además de advertir que la actitud del presidente Andrés Manuel López Obrador con respecto a los organismos autónomos es un riesgo para el perfil crediticio de México, la calificadora Moody’s dijo que hay peligro de que se politice la vacuna, consideró difícil que el país crezca más allá de 3.5% en 2021 y reprochó al gobierno mexicano el bajo apoyo brindado a familias y empresas en el contexto de la pandemia.

La agencia calificadora manifestó este martes su visión sobre el desempeño económico de México durante el año que comienza. La VP-Senior Analyst, Ariane Ortiz Bollin, dijo en conferencia de prensa que los diversos comentarios que ha hecho López Obrador sobre sus deseos de desaparecer algunos organismos autónomos se han añadido como factores de riesgo para la calificación del país. Pero hay más elementos de riesgo.

Otros países realizaron acciones como destinar gasto a inversión pública o garantías a empresas, con transferencias en efectivo, entre otras medidas. Estos países tendrán un impacto de crecimiento más acelerado”. Estos y diversos factores, como las señales mezcladas en materia de política económica que han afectado el ambiente de negocios harán que México tenga una de las recuperaciones post pandemia más débiles a nivel mundial.

Aparte de lo que ocurre en el actual contexto provocado por la pandemia, dijo, la postura del presidente respecto a los organismo autónomos se constituye en un riesgo adicional “y en algo que no es positivo en cuanto a los contrapesos” políticos. “Sin duda es algo que vamos a discutir en el comité” ya que forma parte de la debilidad institucional de México.

Agregó que durante la contingencia sanitaria el gobierno de López Obrador no ha ejercido el gasto fiscal de manera adecuada. Ha gastado poco y no ha adquirido deuda para impulsar la economía. “El gasto en sí no es negativo, si es productivo”, explicó y pudo haberse adquirido deuda para hacer crecer al país al realizar aportes directos a empresas y familias para afrontar la crisis económica derivada de la pandemia.

“México fue el que menos gastó a la par de Uganda”, informó. Dijo también que la contracción que ha tenido la economía mexicana no la ha tenido ningún otro país.

En relación con las perspectivas de crecimiento, que el gobierno federal estimó en días pasados en alrededor de 6%, Ortiz Bollin dijo que “es muy difícil ver una situación en la que México pueda crecer 6% este año, nosotros tenemos un estimado de 3.5 %” y el mínimo que debería alcanzar es de 4% para recuperar algo de lo perdido en 2019 y 2020.

Para poder mejorar estas expectativas, habría que contar, entre otros factores, con un esquema de vacunación contra la COVID-19 más eficaz. Advirtió que en México existe el peligro de que la vacunación se politice, ante las próximas elecciones de julio. Otro factor que influye es la recuperación económica de Estados Unidos.

También se considera la perspectiva de que sean necesarias nuevas etapas de confinamiento, el cambio reciente en la autonomía del Banco de México y las fuertes presiones que las pérdidas de Pemex han puesto en las finanzas. Todo lo anterior hace que la calificadora construya una perspectiva de bajo crecimiento para el país.

Adicionalmente, en comunicado de prensa divulgado previamente a las declaraciones de Ortiz, Moody’s señaló que la austeridad que ha ejercido el gobierno mexicano no ha sido un elemento positivo en el actual contexto, sino al contrario. Señaló que la administración está sobreestimando los ingresos petroleros de 2021 y calculando a la baja los gastos que provocará Pemex.

Según la calificadora, los ingresos públicos de 2021 estarán por debajo de lo estimado en el Presupuesto Federal y con ello, el crecimiento también.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password