En 10 años no se avanzó en ingreso ni seguridad social: Coneval

Foto: Cuartoscuro

La Comisión Nacional de Evaluación de las Políticas de Desarrollo Social (Coneval) informó que durante la última década (2008-2018) no hubo avances en materia de ingreso suficiente ni en acceso a la seguridad social, resultado de la precarización del empleo.

Coneval informó también que el porcentaje de la población mexicana en situación de pobreza se redujo de 44.4 a 41.9%, pero—debido al incremento poblacional-en términos cuantitativos la cantidad de personas en pobreza creció en 2.9 millones, ya que de 49.5 millones que había en 2008, pasó a 52.4 millones en 2018.

De acuerdo con el organismo, estas cifras indican una “tendencia hacia el estancamiento” en la eficacia de las políticas de desarrollo social, las cuales buscan ayudar a que las personas salgan del estado de pobreza.

Al presentar el informe 10 años de medición de pobreza en México, 2008-2018, el secretario ejecutivo de Coneval, José Nabor Cruz Marcelo, dijo que, aunque en números la cantidad de personas en pobreza se incrementó, es necesario considerar que la población se elevó de 111 millones a 115 millones de habitantes. Porcentualmente, la proporción de personas en situación de pobreza—medida globalmente–se redujo.

La medición de la pobreza considera diversos indicadores y grados de pobreza. El más grave, la pobreza extrema, se redujo de 11 a 7.4% en el lapso señalado y registró también una reducción en números absolutos, pues pasó de 12.3 millones a 9.3 millones de personas.

Cruz Marcelo explicó que la pobreza se mide evaluando el nivel de acceso o carencia en seis áreas: acceso a la educación, acceso a servicios de salud, acceso a la seguridad social, acceso a la alimentación, ingreso suficiente con respecto a la “línea de bienestar”, acceso a la vivienda de calidad y acceso a servicios básicos en la vivienda.

Es en dos de dichos indicadores que no hubo avances y son los relacionados al empleo: ingreso por encima de la línea de bienestar, y acceso a la seguridad social.

Dijo que en 2008 54.7 millones de personas reportaron tener un ingreso por debajo de la línea del bienestar y en una década, las personas con esa carencia se elevaron a 61.1 millones. Así, en 2018, más de 60 millones de personas “no tienen ingresos por arriba de esa línea de pobreza, es decir, tienen ingresos por debajo, esa es una variable relevante e importante y debe de llamarnos a una reflexión nacional”.

Sin embargo, el acceso a la seguridad social tuvo un retroceso, pues en una década, las personas con ese beneficio disminuyeron, es decir, la carencia de acceso a la seguridad social se incrementó, no en números absolutos, sino proporcionalmente.

Este panorama “debe incitar a la reflexión en el ámbito nacional, ya que de 72.5 millones en 2008 que tenía esa carencia, para 2018 son 71.7 millones de personas, prácticamente no hubo una alteración en la tendencia por esta carencia y que se puede relacionar con la informalidad y la precarización del empleo”.

En tanto, el acceso a servicios de salud mostró una mejoría sustancial.

“La carencia por acceso a los servicios de salud es, de las seis, la que sí manifiesta una marcada reducción a lo largo de los 10 años: se encontró que 42.8 millones de personas en nuestro país tenían una carencia por acceso a los servicios de salud en 2008 pero para 2018 ya hay 20.2 millones de personas con esa carencia”.

 

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password