Trump presenta demanda colectiva contra redes sociales por censura

Drew Angerer/Getty Images

Donald Trump, expresidente de Estados Unidos, dio a conocer que ha presentado una demanda contra los directores de Facebook, Twitter y Google, por estar censurando sus opiniones y las de sus seguidores, lo que ha ocurrido después del 6 de enero de este año, cuando una turba azuzada por él asaltó el Capitolio.

Entre los denunciados por la demanda colectiva por censura que presentará Trump, se encuentran Mark Zuckerberg y Jack Dorsey, directores de Facebook y Twitter, respectivamente, además de otros directores ejecutivos de esas empresas.

En una conferencia de prensa realizada este miércoles, Trump declaró que solicitó a un tribunal del estado de Florida que “ordene el cese inmediato de la censura ilegal y vergonzosa de las empresas de medios sociales al pueblo estadounidense”, además de que pidió que “se acaben la censura, las listas negras, el destierro y la cancelación que ustedes conocen bien”.

Según Trump, la presunta censura que denuncia es “ilegal, inconstitucional y completamente antiestadounidense”, y que “si me lo hacen a mí, se lo pueden hacer a cualquiera”. Y añadió que las compañías que manejan las redes sociales deberán rendir cuentas ya que no se les debe considerar como actores privados sino públicos.

En Florida fue aprobada en mayo una ley que permite a políticos demandar a las redes sociales por censura, pero un juez federal la bloqueó porque consideró que viola la Primera Enmienda de la Constitución, que protege la libertad de expresión sin interferencia del gobierno, así como la Ley de Comunicaciones, que otorga inmunidad legal a los sitios web para moderar los contenidos de sus usuarios.

Así, es difícil que la demanda colectiva encabezada por Trump proceda, ya que las redes sociales son libres de gestionarse de acuerdo con sus propias reglas, debido a lo cual los tribunales han desechado otros recursos similares.

En junio pasado el Consejo Asesor de Facebook decidió que Trump continuara vetado de esa red social cuando menos por dos años, a cuyo término revisará si el riesgo de la violencia ha disminuido.

Tanto Twitter como Facebook decidieron suspender las cuentas de Donald Trump debido a que consideraron que en enero de este año el entonces mandatario norteamericano incitó a la violencia que llevó a la irrupción de sus seguidores en la sede del Congreso de Estados Unidos, acción que las empresas consideraron que Trump podría repetir.

Después de su suspensión de las redes sociales, Trump continuó con sus acusaciones de fraude electoral en su contra pese a que nunca presentó evidencias contundentes de ellos, lo que incluso provocó que algunas cadenas de televisión interrumpieran transmisiones en las que hacía sus denuncias.

Hasta ahora las redes sociales denunciadas se han abstenido de hacer declaraciones acerca de la demanda colectiva presentada por Trump.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password