Recomendamos también: Trump anuncia el lanzamiento de su propia empresa mediática y una red social llamada Verdad

Foto: AFP

Donald Trump busca cómo volver a la primera línea del fuego mediático tras su expulsión de las grandes plataformas de las redes sociales. El expresidente republicano ha anunciado este miércoles por la noche la puesta en marcha de una nueva compañía de medios cotizada, así como de una nueva red social que llamará Truth Social (Verdad Social, en español) con la misión de, según señala el comunicado, “crear un rival del consorcio de medios progresistas y luchar contra las grandes tecnológicas de Silicon Valley, que han usado su poder unilateral para oponerse a voces en Estados Unidos”. Mientras, el republicano sigue barruntando presentarse a las elecciones presidenciales de 2024.

La nueva empresa, llamada Trump Media & Technology, prevé salir adelante gracias a su fusión con Digital World Acquisition Corp, una compañía vehicular, de adquisición de propósito especial, que se dedica a la venta de acciones al público, y ya está operativa en Nasdaq, el índice bursátil estadounidense de las grandes tecnológicas. El acuerdo está aún pendiente de aprobación por las autoridades regulatorias.

El empresario inmobiliario llevaba explorando las posibilidades de crear su propia plataforma desde que dejó la Casa Blanca. Google, Facebook y Twitter decidieron cerrar sus cuentas a raíz del asalto al Capitolio por parte de un grupo de sus seguidores en enero pasado, así como por los bulos que difundía sobre un supuesto fraude electoral en las presidenciales de noviembre de 2020, y la presencia pública del exmandatario cayó en picado.

Sus comunicados, aunque igual de volcánicos que sus antiguos mensajes de Twitter, no tienen gran repercusión. En Facebook, Twitter, Reddit y Pinterest, las menciones sobre el expresidente se hundieron hasta un 95% entre enero y principios de junio, según un seguimiento llevado a cabo por The Washington Post. A principios de mayo lanzó un blog personal, pero tuvo poco éxito y cerró un mes después.

Ahora vuelve con su propio negocio con la mirada puesta en la arena política, convencido aún de su poder sobre el Partido Republicano y las bases. No ha confirmado todavía si se presentará o no en 2024 para tratar de volver a la Casa Blanca, pero lo ha insinuado en varias ocasiones, y ha planeado lanzar su propio aparato mediático desde el principio.

Según The New York Times, Digital World Acquisition Corp entró en funcionamiento en Miami un mes después de la derrota electoral de Trump, de la que está a punto de cumplirse un año, y comenzó su andadura en Bolsa en primavera, captando 283 millones de dólares (204,5 millones de euros). Con la venta de acciones por valor de otros 11 millones, el capital disponible roza los 300 millones. Su presidente, Patrick F. Orlando, es un financiero con experiencia en banca de inversión.

Mientras, no ha dejado de recaudar dinero de donantes. Es, con diferencia, el republicano que más caja hace cuando llama a los votantes a rascarse el bolsillo para financiar su actividad política. En la primera mitad del año superó los 100 millones de dólares, agitando en buena medida el fantasma del fraude electoral, una idea negada en los tribunales, pero que sigue machaconamente entre las bases republicanas y que marca la agenda del Congreso.

Los demócratas tratan sin éxito de impulsar una nueva legislación que facilite y amplíe el acceso al voto mientras los Estados republicanos, arguyendo la inseguridad del sistema, impulsan regulaciones en sus territorios que elevan los requisitos, lo que, a la postre, se traduce en restricciones para las minorías y los desfavorecidos, como ocurre en el caso de Georgia.

Ver más en El País

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password