Tras retención ilegal, Venezuela expulsa a Jorge Ramos y equipo sin material de entrevista que molestó a Maduro

Luego de que ayer fueran retenidos ilegalmente por poco más de dos horas en el Palacio de Miraflores, Jorge Ramos y miembros de su equipo de Univisión fueron expulsados este día de Venezuela sin su equipo de trabajo y el material de la entrevista que molestó a Nicolás Maduro.

“Ya nos vamos expulsados de Venezuela por hacer preguntas, sólo por eso. Todavía nos vamos sin nuestras cámaras, sin las tarjetas de los videos y sin la entrevista: nos han robado nuestro trabajo”, dijo Jorge Ramos antes de abordar el vuelo rumbo a Miami, Florida.

“Pero vamos a seguir haciendo las preguntas que tengamos que hacer para eso somos los periodistas, ¿no? No nos podemos quedar callados”, agregó.

De acuerdo con el Sindicato Nacional de Trabajadores de la prensa de Venezuela (SNTP), miembros del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) vigilaron en todo momento al equipo de periodistas de Univisión, desde su salida ayer de Miraflores, hasta su despegue de hoy hacia Miami.

En el exterior del hotel donde se encontraban hospedados y ordenaron restringir el ingreso o salida de cualquier persona.

El periodista Pedro Ultreras, integrante del equipo de Univisión, también informó en su cuenta de Twitter que durante el traslado hacia el aeropuerto, fueron escoltados por miembros de las embajadas de México y Estados Unidos.

Asimismo, escribió: “Maduro puede confiarnos nuestro equipo pero no nos puede callar. Nuestra dignidad y la verdad no tienen precio ni temor. Nosotros como miembros de los medios de comunicación tenemos la obligación de cuestionar a aquellos en el poder les guste o no. Ahora en camino a la libertad. @UniNoticias @DCoronell”.

Según informó Jorge Ramos, Nicolás Maduro interrumpió la entrevista a los 17 minutos luego de que le mostrara en una iPad un video que grabó de jóvenes comiendo de camiones de basura; además de que no le gustaron las preguntas que el periodista hacía sobre la dictadura, represión, presos políticos y la crisis humanitaria que vive el país.

“Se levantó de la entrevista luego de que le mostré un video de jóvenes comiendo de la basura e, inmediatamente después uno de sus ministros nos vino a decir que la entrevista no estaba autorizada y nos confiscaron todo el equipo”, relató.

“Se quedaron con las cámaras. (…) La entrevista la tienen ellos, nos quitaron todos los celulares, y nos mantuvieron separados durante dos horas y media. En mi caso y en el de la productora María Guzmán nos metieron en un cuarto de seguridad, apagaron las luces, nos arrancaron los celulares, nos quitaron el backpack y nos quitaron nuestras cosas personales”, agregó.

“Tenemos hambre”, “Hay que cambiar al presidente, no podemos vivir así”, “Todos los días tenemos que hacer esto, ahorita el sueldo no alcanza para nada”, “Por primera vez en la vida tengo que comer de la basura”, “Usted como presidente no sirve, quiero que se vaya del país”, son algunas de las frases que pronuncian los jóvenes en la grabación que Ramos pudo hacer de las calles de Venezuela.

El régimen de Maduro, sin embargo, calificó lo ocurrido como “un show”, “un montaje” y “un falso positivo” inventado por el departamento de Estado de Estados Unidos.

“No vino a hacer una entrevista. Vino a insultar y a grabar con cámaras escondidas zonas de seguridad del palacio. Dimos por terminada la entrevista y ya se fueron al hotel”, alegó el ministro de Comunicaciones del chavismo, Jorge Rodríguez.

“Por Miraflores han pasado centenas de periodistas que han recibido el trato decente que de forma habitual impartimos a quienes vienen a cumplir con el trabajo periodístico y han publicado el resultado de ese trabajo. No nos prestamos a shows baratos”, insistió.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password