Texas aprueba el uso de la marihuana medicinal, pero solo en pacientes que sufren epilepsia

Etcétera
Internacional

El Congreso de Estados Unidos validó este fin de semana el uso medicinal del aceite de marihuana, luego de que el gobernador de dicha entidad, Greg Abbott, propuso dicho dictamen en junio pasado.

La polémica ley recibió el apoyo de la Cámara de Representantes y el Senado tras cambiar la estrategia en el cabildeo luego de que la legislación no tuviera el apoyo requerido, explicó en entrevista para El País, el académico Mark Jones, experto en política de la Universidad Rice en Houston.

“El hecho de que se originara en el ala republicana hizo la diferencia. Ambos hicieron todo lo posible para eliminar la palabra ‘marihuana’ y la asociación de la medicina con la droga. Hicieron un cabildeo eficiente con sus colegas para dibujar esta distinción”, precisó Jones.

La iniciativa la impulsaron los republicanos Kevin Eltife y Stephanie Klick apoyándose en una campaña basada en los más de 149 mil pacientes que sufren epilepsia intratable en Texas y cuyo único medicamente eficaz utiliza dicha planta.

Además de cambiar la campaña, los legisladores tuvieron que poner clausulas restrictivas para no permitir ambiguedades en el uso medicinal. Esto se debe, principalmente, a que según encuestas del año pasado, solo el 17% de los texanos cree conveniente que la marihuana tenga usos recreativos.

Entre los límites se encuentra un párrafo que especifica que el elemento activo del cannabis, el THC, no puede hallarse en ningún medicamento en un porcentaje mayor al 0.5%, cantidad exacta que consumen los pacientes que sufren epilepsia.

Aunado a esto, las autoridades no permitirán que personas que sufran de otras enfermedades tratadas con marihuana tengan acceso a ésta. Además, los pacientes con epilepsia necesitarán la aprobación de dos especialistas que, aparte de validar que se necesita cannabis, deberán comprobar que los pacientes hayan intentado, de manera fallida, otros tratamientos contra la epilepsia.

De este modo, el gobierno de Texas tampoco distribuirá ni regulará la planta, sino hasta 2018, cuando el Departamento de Seguridad Pública se encargue de estas tareas.

Texas se convierte en el estado número 24, sin contar con el Distrito de Columbia, en facilitar el acceso al consumo. Sin embargo, Houston es el estado con una de las legislaciones más restrictivas al respecto.

mahy

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password