RUMORES Y HECHOS: ¿Reducirán altas temperaturas propagación de COVID-19?

LA HABANA, 23 marzo, 2020 -- Mujeres portan mascarillas mientras caminan frente un automóvil antiguo en La Habana Vieja, (Xinhua/Joaquín Hernández)

BEIJING, 27 abr (Xinhua) — Muchos virus respiratorios pueden proliferar en los meses más fríos y disminuir en el verano, incluidos el de la influenza y el del SARS. Pero ¿la propagación de la COVID-19 seguirá un patrón estacional similar?

Los expertos no han descubierto suficiente evidencia científica de que el calor y la humedad desacelerarán al virus.

“El virus de la COVID-19 puede ser transmitido en todas las áreas, incluidas las áreas con clima caliente y húmedo”, señaló la Organización Mundial de la Salud en un informe reciente, el cual indica que las temperaturas altas no han logrado frenar la propagación del virus.

Como declaró al periódico The Guardian. Tom Kotsimbos, profesor asociado de la Universidad Monash de Australia y médico respiratorio del Hospital Alfred en Melbourne, como este es un virus nuevo “no significa que se comportará como los otros”.

“Es interesante que (la COVID-19) se haya propagado por todo el mundo muy rápidamente, tanto en el norte como en el sur”, señaló, y agregó que el fenómeno sugiere que la transmisión del nuevo virus no depende de la temperatura o que la dependencia no es importante para su propagación.

Aunque los investigadores están tratando de descubrir la relación entre la propagación de la COVID-19 y la temperatura, algunos ya han sacado conclusiones contradictorias.

De acuerdo con un artículo publicado el 2 de abril en la revista médica The Lancet, los investigadores de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Hong Kong descubrieron una correlación inversa entre la temperatura y la estabilidad del virus.

El virus es altamente estable a una temperatura de 4 grados Celsius y podía estar incubado hasta por 14 días; con una temperatura de incubación aumentada a 70 grados Celsius, el tiempo para la inactivación del virus se redujo a 5 minutos, señalaron los investigadores.

En contraste, un artículo publicado el 8 de abril en la revista European Respiratory indica que investigadores de la Universidad Fudan de China hallaron una pequeña asociación de la transmisión de la COVID-19 con la temperatura o radiación UV en ciudades chinas.

Al analizar el número acumulado de casos en 224 ciudades con no menos de 10 casos hasta el 9 de marzo, el número de reproducción básico de 62 ciudades con más de 50 casos hasta el 10 de febrero y datos meteorológicos como temperatura, humedad y radiación UV, los científicos concluyeron que la “temperatura ambiente no tiene un impacto significativo en la capacidad de transmisión de SARS-CoV-2”.

“Esto también es muy similar con la epidemia de MERS (síndrome respiratorio de Oriente Medio) en la Península Arábiga, donde los casos de MERS continúan cuando la temperatura es de 45 grados Celsius,” señalaron.

Zhu Yifang, profesor asociado de ciencias de salud ambiental de la Universidad de California, en Los Angeles, dijo a Xinhua que como los datos relacionados en los estudios son limitados, es incierto si los resultados pueden ser verificados globalmente.

Por otra parte, no se puede descartar la posibilidad de que, en los próximos periodos de calor en el hemisferio norte, el virus podría reducirse, dijo Zhu, quien añadió que también se desconoce si la pandemia podría tener un regreso durante invierno y volverse estacional.

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password